"Pasa una semana para que te notifiquen que sos positivo"

El intendente de Esquel está preocupado por la cantidad de casos positivos en su ciudad y propone que los empleados públicos provinciales que no son de Salud hagan los seguimientos.

El intendente de Esquel se mostró preocupado por el crecimiento exponencial de casos en la Cordillera, donde este martes se dio cuenta de la mayor cifra de contagios desde el inicio de la pandemia: 99.

En tal sentido, Sergio Ongarato, expuso que el sistema de Salud tarda una semana en notificar a los casos positivos, al mismo tiempo que reclamó mayor responsabilidad social para evitar un contagio masivo. Planteó el temor de que el hospital esquelense termine colapsando.

“Hay muchos empleados provinciales que no han estado trabajando, o que prácticamente no trabajan porque están cerradas las escuelas o dependencias provinciales y que podrían desde sus casas hacer el seguimiento de casos, con tan solo una pequeña capacitación”, consideró.

“Para que el Hospital no colapse es necesario que aquellas, fundamentalmente los jóvenes que son los que más hoy están dando positivo y los que más se contagian porque son lo que más vida social están teniendo, se cuiden y que los festejos que tienen programados para fin de año se reduzcan al mínimo posible porque una persona joven seguramente no le va a pasar más que el malestar de un dolor de cuerpo. Si sos una persona sana no vas a pasar de eso probablemente”, destacó.

Además, resaltó que “hay otro problema que es por la cantidad de casos que hay, desde que una persona da positiva hasta que Salud le notifica a todos sus contactos estrechos, pasa una semana”.

Añadió que “en mi caso sucedió eso. Desde que yo estuve en contacto con un empleado municipal que dio positivo el día 11 de diciembre, a mí me notificaron el día 18 de diciembre. Hasta ese día yo no sabía nada, nadie me dijo nada, entonces durante ese periodo yo podía haber estado contagiando si hubiera contraído el virus”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico