Pidieron penas de 4 a 10 años en la causa por la cocina de cocaína

En el marco de los alegatos de la causa por la cocina de cocaína descubierta en el barrio Castelli en noviembre de 2013, el fiscal federal acusó a todos los procesados y pidió penas de efectivo cumplimientos, más multas. Los alegatos de los tres defensores que asisten a los sospechosos se realizarán el lunes que viene. Las penas que se pretenden van de los 4 a los 10 años de cárcel.

El fiscal ad hoc, Mariano Sánchez, fue el único que ayer alcanzó a brindar su alegato en el marco de la causa por la denominada “cocina de cocaína” y para ello merituó las escuchas telefónicas, mensajes de texto y observaciones que realizó la policía respecto a la actividad de los procesados que fueron llevados a juicio, destacando en uno de sus tramos que la cocaína secuestrada a los sospechosos tenía idénticas concentraciones y porcentajes de pureza dentro del “carnaval de cocaína” en ladrillos, polvo, rocas y más de 2.000 tizas que formaron parte del hallazgo.
Hay que tener presente que la causa surgió de la investigación que se desarrolló entre el 18 de marzo de 2013 y el 9 de noviembre de ese año y como resultado de la misma fueron procesados Daniel Rodrigo Beltrán, Pablo Martín Pardo, Claudia Noemí Piso, Pablo José Bayón, Andrea Matilde Álvarez y Pedro Alejandro Molina, este último un ex futbolista que supo brillar en Banfield en la década del 80 del siglo pasado.
A los cinco primeros se les secuestraron pequeñas cantidades de esa droga, mientras que en la casa de Molina se halló el cargamento más importante que se recuerde, sobre cocaína, en Comodoro Rivadavia, la cual ascendió a 36 kilos y 534 gramos. La misma estaba dispuesta en panes, rocas, polvo y tizas.

ACUSADOS
En su alegato, el fiscal acusó a Andrea Matilde Álvarez por el delito de comercio y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en concurso ideal, agravado por el lugar de comisión del delito, como lo es un sitio donde se realizan espectáculos públicos. La pena que solicitó para ella es de 7 años, a lo que se agregó el pedido de una multa de 7.000 pesos.
Para Claudia Noemí Piso la calificación fue idéntica, con un pedido de pena de 6 años de prisión y multa de 6.000 pesos. Lo mismo ocurrió con Daniel Rodrigo Beltrán, para quien se solicitó pena de 6 años y multa de 5.000 pesos.
En el caso de Pablo Martín Pardo fue acusado por comercio de estupefaciente en base a las comunicaciones y mensajes telefónicos que merituó el fiscal. En su caso la pena requerida fue de 4 años de prisión y multa de 4.000 pesos. En tanto que para Pedro Alejandro Molina la calificación jurídica que escogió el acusador público fue la de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, para lo cual reclamó una pena de 7 años de cárcel y multa de 2.000 pesos.
Por su parte el fiscal acusó a Pablo José Bayón por el delito de comercio de estupefacientes y tenencia con fines de comercialización y coautor, en concurso ideal, del delito de tenencia con fines de comercialización por la droga encontrada en la casa de su tío Molina. La pena reclamada para Bayón fue de 10 años de prisión y multa de 10.000 pesos.
Los alegatos de los defensores públicos, Sergio Oribones, y privados, Daniel Fuentes y Guillermo Iglesias, continuarán el lunes que viene.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico