Posturas encontradas en el Concejo

El Concejo Deliberante no tratará mañana, como se esperaba desde el Ejecutivo, el proyecto de ordenanza para imponer la alcoholemia cero al volante. Los ediles, que tienen posturas encontradas sobre el tema, requirieron análisis a especialistas y siguen comparando el proyecto con lo que sucede a nivel nacional y en otras jurisdicciones.

El presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales del Concejo Deliberante, el radical José Gaspar, confirmó ayer a El Patagónico que el proyecto para imponer la alcoholemia cero al volante, presentado a fines de mayo por el Ejecutivo, no será tratado en la sesión de mañana.

“Es un proyecto importante que debe ser analizado, como hacemos siempre, con mucho detenimiento. Antes de tomar una determinación, el Concejo tiene que estar convencido de que es lo mejor para la comunidad, y hoy tenemos dudas respecto a eso y a una eventual implementación práctica de la ordenanza”, indicó.

El proyecto de alcoholemia cero fue enviado al Concejo Deliberante el 28 de mayo y desde esa fecha el subsecretario de Control Operativo del municipio, Ricardo Murcia, insiste en la necesidad de que la normativa se apruebe, ya que entiende que la misma reducirá significativamente el nivel de accidentes que habitualmente se produce, en gran parte, por culpa de conductores alcoholizados.

EN ESTUDIO

La legislación actual ya establece la alcoholemia cero para los choferes profesionales, algo establecido por la ley nacional, pero permite un consumo de hasta 0.5 gramos de alcohol por litro de sangre para los conductores particulares.

“En primera instancia, está claro que se coincide con el espíritu y objetivo del proyecto. Nuestra duda está en la práctica, primero porque a nivel nacional incluso se permite un 0.3 y, por otro lado, no hay certeza de que contemos con los inspectores y los equipos de medición suficiente para imponer esa alcoholemia cero”, completó Gaspar.

El concejal, además, indicó que los ediles pidieron estudios sobre legislación comparada y la opinión de especialistas, muchos de los cuales entienden que la alcoholemia cero puede ser un buen objetivo, pero es imposible aplicarse, controlarse y hasta penarse.

En los fundamentos de la iniciativa y en las declaraciones que este lunes brindó, luego de un nuevo control de tránsito en el que se detectó un 17% de conductores con niveles en sangre superiores a los actualmente permitidos, Murcia indicó que la alcoholemia cero “disminuirá los accidentes viales y nos permitirá a todos estar más tranquilos y seguros, ya que es un tema que no solo afecta a quien maneja sino, sobre todo, al resto de la ciudadanía”.

Respecto de la estadística que se recopila en la ciudad en cada control, el subsecretario señaló que “los números son cada vez más pesados y preocupantes. Normalmente se supera un porcentaje de 12 a 15% de conductores con mayor alcohol que el permitido y se da en una franja etárea, 18 a 30, que ya tiene como un hecho cierto la posibilidad de tomar y manejar. Hay que ir a la alcoholemia cero”, remarcó.

El funcionario, que por este y otros proyectos se reunió con los concejales semanas atrás, advirtió que en caso de que no se quiera avanzar en su ordenanza, tal como fue presentada, se aceptarán sugerencias que, adelantó, podrían pasar por incrementar aún más las multas a quien se detecte con alcohol en sangre más alto que el permitido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico