Puerto Cangrejo y Cayo Coco del Mar cierran por no poder hacer frente a sus gastos

Los restaurantes que se encuentran en la costanera de Comodoro decidieron cerrar sus puertas porque no pueden afrontar los gastos por las bajas ventas. Más de 10 restaurantes y hoteles ya hicieron lo mismo desde que se declaró la pandemia.

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) advirtió en mayo que en Comodoro Rivadavia podría cerrar el 50% de los locales gastronómicos debido al congelamiento de la economía. Esa advertencia parece convertirse en realidad.

Es que Puerto Cangrejo y Cayo Coco del Mar, los dos restaurantes que se encuentran en la costanera, cerrarán sus puertas debido a que no pueden hacer frente a sus gastos por las bajas ventas.

Según pudo saber El Patagónico, Puerto Cangrejo ya avisó a la FEHGRA que cerrará sus puertas porque la vuelta a la Fase II fue un golpe mortal para unas cuentas que estaban en rojo. En tanto, Cayo Coco del Mar todavía no dio aviso a la Federación pero también adoptó esa decisión.

Los propietarios de ambos locales gastronómicos se encuentran acordando las indemnizaciones con sus trabajadores y siguen manteniendo el servicio de delivery para aprovechar la mercadería que les quedó.

En tanto, desde la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) advirtieron que cada día la situación es más crítica. “El paso atrás de los cierres de locales gastronómicos fue un golpe duro. Estamos teniendo muchas pérdidas de trabajo, casi 100, y más de 10 locales cerrados entre hoteles y restaurantes, junto con otros 40 en la cornisa”, sostuvo Mariano Cembellín, secretario adjunto del gremio de empleados hoteleros y gastronómicos.

Esta tarde habrá una reunión por el tema con autoridades municipales. Esperan anuncios positivos para reanudar la actividad, sino “esto es crítico y no sé qué resolverá nuestro secretario general (Luis Barrionuevo), que tiene razón cuando dice que se muere más gente de hambre que de Coronavirus”, aseveró el dirigente gremial en diálogo con radio Del Mar.

“Queremos empezar a trabajar. Hubo problemas que no se tuvieron en cuenta al tomar las medidas iniciales. Hubo empresas que ni pudieron llegar a pagar el 75 por ciento del salario acordado y solo recibimos lo de Anses, la mitad del sueldo. Estamos con los reclamos, pero en este momento hasta es difícil hacerlo”, concluyó Cembellín.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico