Qué está pasando con los pinchazos en discotecas y aglomeraciones

Por ahora las autoridades tienen pocas certezas y piden no caer en el alarmismo mientras se continúa investigando.

Los Mossos (policías) investigan cinco denuncias por pinchazos en discotecas en Cataluña. El Hospital de Ibiza aplica el protocolo por pinchazos a dos usuarios de discotecas. Otra joven denuncia que le han pinchado droga en una discoteca de Barcelona. “Noté una punzada fuerte y empecé a encontrarme mal. Todos estos son algunos titulares de la última semana aparecidos en distintos medios nacionales y locales acerca de un asunto sobre el que aún hay mucho desconocimiento pero que despierta temor.

Esa inquietud se aviva también en redes sociales, donde numerosos usuarios están compartiendo su preocupación e, incluso, testimonios de primera mano, como el de una joven que este miércoles incluso mostró un informe médico tras haber sentido un pinchazo en una discoteca de Barcelona.

Ya hace unas semanas, la consultora Ágora, que ofrece formación en género, educación e igualdad, compartió un post con una serie de recomendaciones ante el auge de esta práctica. Desde entonces, aseguran que decenas de chicas se han puesto en contacto con ellas, además de haber recopilado diferentes testimonios en los puntos violeta de zonas y locales de ocio. “El primer caso del que tenemos constancia fue en mayo, cuando una chica se puso en contacto con nosotros y nos mandó el informe del hospital donde indicaban que le habían inyectado burundanga. Nos contó que sintió mareo como primer síntoma y al día siguiente mucho cansancio, sueño y náuseas”, detalla Laura Urda, del equipo de Ágora.

Urda cuenta que, de todos los casos que han conocido, ninguna de las afectadas ha llegado a perder el conocimiento, algo que sí sucedió entre algunos asistentes del festival Cabo de la Plata, que se celebró el fin de semana del 22 de julio en Barbate (Cádiz). “Nos dimos cuenta de que no era normal lo que estaba ocurriendo entre las primeras filas, puesto que empezaban a desvanecerse muchas personas a la vez y era la una de la madrugada como para que todo fuera por golpe de calor”, explica Noël Tellez, de Stage Fans.

Tellez explica que en menos de media hora tuvieron que apartar de la multitud a 7 u 8 chicas y a un par de chicos. “Yo mismo tuve que ayudar a un vigilante a sacar a un chico”, señala. “Los síntomas eran como si estuvieran a punto de dormirse, como si estuvieran agotadísimos. No era como otras veces que ves que van borrachos o que les ha dado un golpe de calor, era diferente. Pero sobre todo sus caras eran como con mirada perdida, como si no supieran dónde estaban y qué estaba pasando”, describe sobre los efectos entre las personas afectadas. El responsable de Stage Fans cuenta que rápidamente se desplazó a los afectados al backstage, donde fueron atendidos por los servicios médicos del festival.

Por ahora hay más testimonios que denuncias interpuestas. Hasta la fecha, los Mossos d’Esquadra han recibido 17 en la zona de Lloret de Mar, cinco en Barcelona y una en Girona.

“De momento en ninguna de estas denuncias se pueden relacionar estos hechos con agresiones o abusos sexuales posteriores ni con patrimonio tampoco”, afirma Monsterrat Escudé, portavoz de los Mossos d’Esquadra. “Las víctimas lo que denuncian es que han sufrido un pinchazo y ya está. Es decir, después de este pinchazo no hay una conducta de abuso, agresión, o cualquier otra forma de violencia sexual, ni hay un hurto ni un robo”, detalla.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico