River recupera fuerzas para recibir a Independiente

El plantel que conduce Marcelo Gallardo se entrenó ayer a la mañana en el Monumental de cara al partido del domingo ante Independiente por la Superliga. Deberá ganar para consolidarse en el cuarto puesto y empezar a asegurarse una plaza para la Libertadores 2020.

Tras el empate sin goles ante Palestino, de Chile, el miércoles en la segunda presentación en el Grupo A de la actual Libertadores, los titulares realizaron tareas regenerativas a la espera del quinto partido de la serie sin descanso que atravesó el equipo en las últimas dos semanas.

La idea del entrenador es seguir evaluando el desgaste para realizar cambios y rotar a sus jugadores que a partir del lunes van a tener descanso ya que por las fechas FIFA la actividad se retoma el 31 de marzo ante Talleres en la anteúltima fecha del torneo local.

En la secuencia de los partidos que se inició ante San Martín de Tucumán, solamente Franco Armani, Javier Pinola y Lucas Martínez Quarta jugaron todos los minutos, en tanto que Lucas Pratto también fue titular en cada presentación pero fue parte de los cambios.

De este modo, Gallardo, volverá a poner en el campo de juego un equipo con algunos retoques pero con la base titular que esta vez incluirá a Camilo Mayada ya que Fabricio Angileri no está habilitado para jugar el torneo de la Superliga.

Las dudas van a pasar por las recuperaciones de Leonardo Ponzio, Juan Fernando Quintero y Rafael Borré quienes suelen ir al banco luego de los partidos de Copa y son reemplazados por Bruno Zuculini, Cristian Ferreira y Matías Suárez.

De todos modos, el DT tiene los entrenamientos de hoy y mañana cuando vuelvan a quedar concentrados para resolver el equipo que va a jugar ante Independiente el domingo desde las 17:45 en la fecha 23 de la Superliga.

El encuentro le puede dar a River una chance importante de afirmarse en la zona de los puestos para acceder a la próxima edición de la Libertadores si el sábado Atlético Tucumán no le gana a Vélez pues la idea del entrenador es llegar a la última fecha con ese objetivo cumplido y así dedicarle todo a la etapa final de la fase de grupo de la actual copa de la Conmebol, donde además del conjunto chileno se enfrenta con Alianza Lima (Perú) e Internacional de Porto Alegre (Brasil).

River tiene tres partidos más en la Superliga, ante Independiente, Talleres y Tigre y comparte la cuarta ubicación con el decano tucumano; está a cinco puntos de Boca, que por ahora se queda con el tercer lugar lejos de la pelea entre Defensa y Justicia y Racing Club por el título.

Por otro lado, en el entrenamiento de ayer en el Monumental estuvo ausente el volante uruguayo Nicolás De la Cruz quien fue licenciado antes del partido del miércoles para que viaje a Montevideo por el fallecimiento de su abuela.

Mientras tanto, trabajaron de manera diferenciada los dos jugadores lesionados que tiene el plantel: Milton Casco que se recupera de la fractura de clavícula y Exequiel Palacios, quien está en la etapa final para volver a jugar luego de la micro fisura de peroné.

Por otro lado, ayer se cumplió un año de la final ganada por River a Boca 2-0 en Mendoza por la Supercopa argentina y que inició una racha invicta del equipo millonario en los 12 clásicos ante los grandes del fútbol argentino.

Luego de esa final, River jugó en 4 ocasiones ante Racing a quien eliminó de la Copa Libertadores, al igual que al Rojo a quien cruzó en dos partidos, le ganó a San Lorenzo un partido de Superliga y suma 4 partidos ante Boca con tres triunfos incluyendo dos finales.

Precisamente, la última caída de River en un clásico fue por 1-0 ante Independiente en la Superliga cuando jugó con suplentes el 19 de noviembre del 2017 en el estadio de Avellaneda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico