Roban costosas herramientas tras forzar un candado en una carpintería metálica

En plena tarde delincuentes todavía no identificados violentaron el candado de un portón y luego la cerradura de una puerta para ingresar a un taller de carpintería metálica de la calle Chacabuco.

Se presume que fueron más de dos ladrones ya que cargaron con numerosas máquinas y herramientas. El damnificado evaluó las pérdidas en más de $23.000.

Hace varios meses que Darío se dedica a la construcción de aberturas de aluminio y su taller funciona sobre la calle Chacabuco 1042, en la zona céntrica de Comodoro Rivadavia. Frente al lugar se encuentra un lavadero de autos y otros comercios. Esa cuadra cercana a la calle Sarmiento tiene bastante movimiento todos los días.

El damnificado junto a su ayudante ayer interrumpieron sus actividades a las 12:40 y regresaron a las 15:30. Se encontraron con el portón de entrada al patio forzado y con la cadena cortada. Los delincuentes avanzaron unos 10 metros y violentaron con una llave francesa la puerta de metal del taller que se encuentran en el fondo del inmueble.

Darío había ido a buscar herramientas para realizar un trabajo en Kilómetro 14, pero los ladrones le habían llevado la mayoría de las herramientas para construir aberturas de aluminio y otros accesorios. “Yo venía a buscar las herramientas para salir a trabajar y ahora no puedo salir a trabajar”, lamentó ante El Patagónico.

Entre los elementos sustraídos faltaban una máquina punzonadora, una agujereadora, destornilladores, una amoladora y dos cajas de herramientas con llaves tubo, detalló Darío, quien desde hace diez años vivía en ese sector y el martes se mudó de casa. “Yo vivía acá enfrente, me acabo de ir ayer y ya me entran a robar acá”, se quejó.

“Habrá que retomar, pasar el mal trago de empezar mal el año así y habrá que retomar. Como venía la mano no pensaba tomarme vacaciones y ahora peor con esto. Pero habrá que volver a empezar”, reflexionó.

El hombre presume que actuaron varios delincuentes. “Una de las máquinas yo solo no la puedo levantar, es una punzonadora que pesa 30 kilos. La tenés de levantar entre dos, si yo para correrla me cuesta, pero para subirla a un vehículo tiene que ser entre dos”.

La policía de la Seccional Primera tomó actuación en el robo a las 17 cuando el damnificado alertó al 101 del Centro de Monitoreo. Al parecer ninguno de los vecinos vio movimientos ni personas extrañas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico