Rompen la máscara de Tutankamón y tratan de arreglarla con pegamento

Según trascendió, empleados del Museo Egipcio de El Cairo derribaron la reliquia sin querer y, apresuradamente, pegaron la barba del faraón con resina epoxídica.

 El museo es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad, pero en algunas áreas, antiguos sarcófagos de madera yacen desprotegidos ante la vista del público.  La máscara de Tutankamón, de más de 3.300 años de antigüedad, y otros objetos encontrados en su tumba son sus principales exhibiciones.

Tres de los curadores del museo contactados por teléfono dieron versiones diferentes de cómo ocurrió el incidente el año pasado: si la barba se salió de su lugar accidentalmente mientras limpiaban la máscara o si la retiraron porque estaba suelta.

Pero dijeron que recibieron órdenes superiores de arreglar la situación rápidamente y que se usó el adhesivo equivocado. Todos hablaron con la condición de no ser identificados por temor a represalias.

"Desafortunadamente se usó una sustancia nada apropiada. La resina epoxídica tiene una alta propiedad de adhesión y se utiliza en metal o piedra, pero no creo que haya sido lo adecuado para un objeto tan preciado como la máscara dorada de Tutankamón", dijo uno de los curadores según publica Infobae.

"La máscara debió llevarse al laboratorio de conservación, pero tenían prisa en mantenerla en exhibición y usaron ese material de secado rápido", agregó el conservador.

El curador dijo que la máscara ahora tiene un vacío entre el rostro y la barba. "Ahora se puede ver una capa amarilla transparente".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico