Salen a la luz nuevas irregularidades en torno a la muerte de Maradona

Un allegado al abogado Matías Morla estaba en la casa cuando murió Diego Armando Maradona y no lo declaró. Quedó comprometido, y le allanaron su casa.

La Fiscalía General de San Isidro anunció que, tras un allanamiento en la madrugada de este martes, secuestró el celular de una persona que estaba presente en la casa del barrio "San Andrés" de Benavídez al momento de la muerte de Diego Maradona, el pasado 25 de noviembre, pero que no había sido mencionada con anterioridad.

Se trata de Maximiliano Trimarchi, hermano de Andrea Trimarchi vinculada al abogado Matías Morla, quien según constataron los fiscales que llevan adelante la investigación, estaba presente "en el lote 45 del Barrio San Andrés al momento del hecho materia de investigación".

Esta circunstancia, según la Justicia, "no fue puesta en conocimiento de las autoridades competentes" por los testigos que declararon en la causa. La casa del implicado fue allanada esta mañana.

"La importancia del secuestro de dicho elemento radica en que podría resguardar en ese dispositivo información valiosa vinculada al suceso", cerró el comunicado de prensa de la Fiscalía, cuyo cuerpo de investigación está integrado por el fiscal general adjunto de San Isidro, Cosme Iribarren; la fiscal de Benavídez, Laura Capra; y Patricio Ferrari.

Entre sus funciones, Maximiliano, registrado en los rubros propios de un empresario de la AFIP, oficiaba como chofer: llevaba, según fuentes judiciales, a la psiquiatra Agustina Cosachov. Es decir, estaba en el country al momento de la muerte de Diego, algo que el entorno final del ídolo no declaró.

Se secuestró su iPhone y un pendrive que serán peritados. En el operativo estuvo presente personal del equipo de fiscales de San Isidro que investiga el caso bajo la firma del juez Orlando Díaz, con Laura Capra, John Broyad, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren.

Andrea Verónica Trimarchi, que posó en varias fotos con Maradona y Morla y fue anunciada como su contadora por el ídolo en redes sociales, se convirtió en octubre pasado en empleada de Sattvica SA, la firma conformada por el abogado Morla y su cuñado Maximiliano Pomargo, que controla las marcas vinculadas a la imagen de Diego, como “El Diego”, “Diego Maradona”, “El 10″ o “La Mano de Dios”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico