Saquearon un multirrubro del Centro en medio de los festejos de Boca

El miércoles a las 22:20 unos quince delincuentes vestidos de azul y amarillo, se mimetizaron con los simpatizantes de Boca que festejaban frente al Banco Nació y forzaron las rejas del multirrubro "Patagonia", en San Martín 133. Rompieron la puerta de cristal de acceso al local y se llevaron gaseosas, bebidas alcohólicas y golosinas. La mayor parte del grupo quedó registrado en las cámaras de seguridad. Simpatizantes ajenos a los incidentes denunciaron represión policial.

El miércoles a las 22:20 un grupo de delincuentes aprovechó la algarabía de cientos de simpatizantes de Boca Juniors que se congregaron en la esquina de San Martín y Güemes. Así mientras estos últimos festejaban la obtención del bicampeonato, ellos saquearon un comercio que se encuentra frente al Banco Nación.

La damnificada, propietaria del multirrubro “Patagonia”, denunció ante personal policial de la Seccional Primera que sobre las 22:20, forzaron las rejas y dañaron cristales de la puerta de local comercial. De ese modo, un grupo de unos 15 delincuentes sustrajo mercadería, como gaseosas, bebidas alcohólicas y golosinas.

Los delincuentes quedaron registrados por las cámaras de seguridad del local comercial. Aunque muchos de ellos estaban encapuchados, algunos ingresaron a cara descubierta y pueden llegar a ser identificados por la policía.

La mayoría sacaba bebidas de las heladeras y salía, mientras uno de ellos fue más allá y quiso llevarse la caja registradora, pero en su accionar delictivo no pudo arrancar los cables y la dejó colgando del mostrador. Otro recorrió la parte trasera del exhibidor.

A la vez, en los registros de video se observa que un menor de edad entraba y salía llevándose cosas y un hombre calvo caminaba llevando consigo varias botellas de cerveza. En menos de dos minutos, los saqueadores rompieron y se llevaron todo lo que pudieron.

Tras ese saqueo, la fiesta xeneize que se desarrollaba en paz, se descontroló. Grupos especiales de Infantería, y Caballería de la Policía entraron en escena. Hubo balas de goma y palos en forma indiscriminada, denunciaron muchos simpatizantes, quienes relataron que fueron golpeados quienes se interponían en el camino de los efectivos policiales, más allá de que no protagonizaran incidentes.

Hombres mayores y niños quedaron en medio de la batalla entre policías y revoltosos. El repliegue de las fuerzas policiales y el desbande de los simpatizantes de Boca terminó con los cristales de la Comisaría Primera rotos y los ventanales de una pizzería de Rivadavia y Güemes trizados a causa de las pedradas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico