Se postergó la segunda rueda de identificación porque Rodrigo Nieves cambió de defensor

Rodrigo Nieves debía ser sometido ayer a una rueda de reconocimiento de persona, pero la misma debió postergarse hasta el lunes porque el imputado por el homicidio de Jorge Feliciano Olivera designó a un defensor particular.

Tal como lo informó El Patagónico en su edición anterior, un nuevo testigo que fue entrevistado por la Fiscalía se manifestó dispuesto a reconocer al presunto autor del homicidio de Jorge Olivera y sobre esa base, la fiscal general Camila Banfi tramitó la realización de la audiencia para producir dicha medida de prueba.

El acto fue dos veces reprogramado. La fecha inicial fue otorgada para el jueves y postergada por 24 horas, aunque ayer el imputado hizo saber que no continuará con la defensa pública y designó un defensor particular para que lo asista.

Por esa razón, se debió acomodar la agenda de audiencia por parte de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y se acordó que la misma se llevará a cabo este lunes, fecha para la cual fue convocado el testigo.

El 9 de enero se llevó a cabo el control de detención de Nieves y allí la funcionaria de Fiscalía, Inés Bartels le formalizó la apertura de investigación preparatoria como autor del delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego, tras lo cual se llevó a cabo la primera rueda de reconocimiento con uno de los hermanos de la víctima, el cual no dudó en reconocer al imputado como el ejecutor de los tres disparos de arma de fuego que terminaron la vida del mecánico.

En esa oportunidad la parte acusadora pidió que se cautele el proceso con el dictado de la prisión preventiva y el juez estimó conveniente hacerlo por el término de 60 días y el mismo plazo otorgó para culminar con la etapa preparatoria.

El homicidio ocurrió alrededor de las 20 del jueves 3 de enero. Según la imputación de la Fiscalía, Rodrigo Nieves se presentó en la vivienda del barrio San Martín donde residía la Olivera y haciendo uso de un arma de fuego le efectuó tres disparos, uno de los cuales dio en la cabeza del joven mecánico, causándole heridas irreversibles que lo condujeron a la muerte en un lapso de 48 horas. El ataque habría estado motivado en que Olivera se negó a repararle un automóvil ya que Nieves le habría quedado debiendo dinero por otro trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico