Se presentó la red interbarrial "Centinelas del Patrimonio"

La conforman referentes de los cinco barrios declarados Patrimonio Histórico de la ciudad: Km 3, Km 5, Km 8, Astra y Diadema. Fueron recibidos por el viceintendente Juan Pablo Luque y los concejales de distintos bloques.

Justo en momentos en que se debate la suerte de un bien patrimonial de la ciudad, como es el mural de Dolores Ocampo de Morón, se presentó en sociedad ayer el grupo interbarrial “Centinelas del Patrimonio”, el cual agrupa a referentes culturales de cinco barrios históricos.

La llevan adelante la vecinal de General Mosconi; la asociación “Detrás del Puente”; “Bajo la luz del faro”, de Km 8; la Biblioteca de Astra; y la cooperativa Covidiar por Diadema.

Ayer a la mañana fueron recibidos por Juan Pablo Luque y los concejales Guillermo Almirón, Ricardo Gaitán, Cristina Cejas y Maximiliano Sampaoli, ante quienes se presentaron y explicaron los motivos de su conformación como red interbarrial, con el objetivo principal de gestionar la conservación y mejoramiento de los patrimonios culturales y naturales de los distintos barrios.

Al respecto, María Rosa Bertossa de Km 5 comentó que “es un nuevo espacio de comunicación interbarrial que busca generar un lugar para fortalecernos y compartir las experiencias, buscar alternativas, todo relacionado con la protección del patrimonio cultural”.

Agregó la vocera que se trata de un espacio nuevo y en formación: “comenzamos a reunirnos hace unos meses y vinimos a presentarnos al Concejo Deliberante. Indudablemente en cada uno de los barrios hay patrimonios que están en riesgo, ya sea por la cantidad de años desde su creación o por el vandalismo, y por eso su protección será nuestro trabajo”.

Desde la Biblioteca de Astra, Cristina Nieva especificó que en el barrio “tenemos dos preocupaciones principales: una es la ex Administración, donde hoy funciona la biblioteca, cuyo edificio está muy deteriorado por la humedad pero ya recibimos una respuesta importante del municipio con el zanjeo que se va a hacer; y el otro espacio es el museo que está en la entrada al barrio. Afortunadamente pudimos recuperar el cine teatro que estuvo 40 años cerrado y transformarlo en un centro cultural”.

Por su parte, desde el grupo “Bajo la luz del faro” de Km 8 habló Gladys Torrecillas, quien puntualizó en los objetivos particulares del barrio: “estamos luchando para que se conserve la fachada del cine que sabemos que pasó a manos privadas, pero solicitamos que su estructura se mantenga. También la gamela de empleados que está prácticamente destruida; la subcomisaría de Km 8. Pedimos que se preserven los galpones de Petroquímica porque es una buena construcción y que se utilice para entretenimiento o algún fin educativo”, expresó Torrecillas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico