Se quitó la vida el detenido por violar a una mujer y matar a su hijo

Omar Alvarado fue hallado muerto en su celda en la Comisaría Cuarta de Caleta Olivia, donde permanecía detenido a la espera del juicio.

Omar Alvarado, el hombre detenido con prisión preventiva acusado de violar a una mujer y matar a su hijo de 4 años en Puerto Deseado el pasado 4 de febrero, fue encontrado muerto dentro de un calabozo. Los investigadores tratan de establecer si fue producto de un suicidio, informaron a Télam fuentes policiales.

Alvarado se encontraba detenido en la Comisaría 4ta. de Caleta Olivia, donde fue trasladado luego de ser detenido en Puerto Deseado, y la investigación por su muerte se encuentra ahora a cargo del Juzgado de Instrucción, Gabriel Contreras.

Alvarado fue encontrado sin vida cerca de las 20 de este viernes por los efectivos policiales que realizaban un control de rutina de los presos de la seccional, en el marco del protocolo de prevención por el coronavirus. Según informaron la Opinión Austral y La Vanguardia Noticias, el hombre se habría ahorcado con su propia ropa, aunque allí trabajaban funcionarios judiciales para esclarecer la muerte.

Alvarado estaba acusado de los delitos de "rapto, robo, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio (en el caso de la mujer) y homicidio (el crimen del niño de 4 años)" y había sido identificado por la víctima en una rueda de reconocimiento. Tras quedar formalmente imputado, fue trasladado a una dependencia policial de Caleta Olivia para evitar posibles incidentes con vecinos que se manifestaron en Puerto Deseado.

Fuentes que investigaban el crimen aseguraron que Alvarado tenía antecedentes y había sido detenido el mes pasado tras ser denunciado por la "tentativa de homicidio" de un sobrino suyo, a quien atacó a golpes y dejó malherido. Según los investigadores, tras permanecer demorado algunas horas, fue dejado en libertad.

El pasado 24 de febrero, un adolescente de 16 años confesó haber participado en la violación de la mujer y el crimen de su hijo, y aportó datos que permitieron hallar el teléfono celular que le habían robado a la víctima, tras lo cual quedó imputado en el hecho. El joven afirmó que fue "obligado" a participar del aberrante hecho por Alvarado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico