Suspendieron clases y declararon la emergencia climática en Caleta Olivia

El temporal de lluvia que comenzó a registrarse en la tarde del jueves y se mantuvo constante hasta el mediodía de ayer, anegó numerosas calles de tierra y causó inundaciones de patios de viviendas en barrios periféricos, pero no se registraron evacuaciones de personas. Las clases en las escuelas públicas fueron suspendidas y el municipio declaró a la ciudad en estado de Alerta y Emergencia.

Caleta Olivia (agencia)

No hubo un reporte oficial de la cantidad de agua caída, pero voceros de la Dirección de Protección Civil estimaron que no superó los 20 milímetros. Los barrios más afectados fueron “Esperanza”, Bontempo, Hípico, Bicentenario, el sector denominado 150 Viviendas (próximo al Autódromo) y la Zona de Chacras.

La Dirección Regional de Escuelas suspendió tardíamente las clases ya que hizo el anuncio oficial minutos antes de las 8 cuando gran cantidad de alumnos ya había ingresado a las escuelas, generando un gran descontrol ya que los padres tuvieron que retornar para buscarlos.

El responsable del área, Alejandro Maidana, fue objeto de fuertes críticas porque recién a último momento hizo consultas a las autoridades de Protección Civil y se enteró de que muchos chicos no podían llegar a las escuelas desde barrios anegados.

ALERTA Y EMERGENCIA

Por su parte, poco antes del mediodía el intendente Facundo Prades resolvió declarar el Estado de Alerta y Emergencia Climática por 48 horas y consecuentemente dio asueto al personal municipal.

A través de la resolución, facultó a la Secretaría de Hacienda para “contratar en forma directa y con carácter excepcional la adquisición de bienes y servicios destinados a paliar la situación y/o asistir a la población afectada por la emergencia climática”.

También instruyó a la Secretaría de Gobierno «para que disponga las acciones referidas a la prevención y protección de la población ante la situación de emergencia que se declara en este instrumento legal».

En la práctica, el peso de las tareas de ayuda a la comunidad afectada recayeron, como siempre, en la Dirección de Protección Civil con escaso personal y mínima logística, ya que la mayoría de los operarios municipales se fueron a sus casas y el jefe comunal ni siquiera dispuso reforzar el plantel del mencionado organismo.

PROBLEMAS EN BARRIOS PERIFERICOS

Una recorrida realizada por El Patagónico permitió observar que en la zona céntrica no hubo inundaciones ya que estaban despejados los sumideros de los canales evacuadores subterráneos y las secuelas del temporal se evidenciaron solamente en los barrios alejados donde se formaron peligrosas zanjas por los torrentes de agua y grandes lagunas que obstruyeron el acceso a viviendas.

Muchos vecinos apelaron a las palas para trazar zanjas y criticaron al municipio por no acudir en su ayuda en el tiempo real de la emergencia.

Por otra parte se observaron algunas máquinas viales acondicionando calles de accesos a algunos barrios, entre ellos el Rotary 23, pero no se produjeron cortes de energía.

Para hoy se pronostica que continuará el mal tiempo con lluvias ligeras en gran parte del territorio santacruceño, en tanto que los organismos viales reiteraron recomendaciones por rutas teniendo en cuenta que persisten las bajas temperatura y extensos tramos continúan cubiertos de escarcha.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico