Tadej Pogacar es el nuevo líder del Tour de Francia

El ciclista esloveno se enfundó este sábado la camiseta amarilla en la tradicional competencia francesa. La octava etapa la ganó el belga Dylan Teuns.

La lluvia torrencial y el intenso frío no impidió una histórica actuación del esloveno Tadej Pogacar, defensor del título, en la primera etapa alpina, donde se enfundó la camiseta amarilla después de propinar a todos sus rivales de la general un serio castigo en forma de tiempo.

La etapa se la adjudicó en solitario el belga Dylan Teuns (Bahrain Victorious), último superviviente de la escapada del día, quien atravesó la meta de la octava etapa disputada entre Oyonnax y Le Grand-Bornand, de 150 kms por delante del español Ion Izagirre (Astana), del canadiense Michael Woods (Israel Start Up) y de Pogacar, terminando una faena de las de salir por la puerta grande.

En el segundo ascenso de primera categoría del día, cuando iban todos a fondo, Pogacar saltó del grupo, de manera abrupta, y el único que pudo seguir fue Richard Carapaz. Sin embargo, unos metros más adelante, el esloveno cambió de ritmo, bajó piñones y dejó atrás al ecuatoriano.

Y Pogacar, el joven maravilla del ciclismo mundial, apretó como si estuviera rodando en plano, como si a él los Alpes no lo afectara, y de a poco empezó a pasar a los que iban adelante, otros ciclistas que al verlo solo pudieron seguirlo con la mirada.

Atrás, todos sufriendo, todos cautos, mientras el corredor del UAE Emirates seguía en una especie de cronoescalada, solo, a su ritmo. Y así alcanzó a Nairo Quintana, de los que iba en la fuga, también a Sergio Luis Henao.

Ya en el último ascenso a Ion Izaguirre y a Michael Woods, que lo acompañaron en el descenso peligroso. Por poco se queda con la victoria de etapa, pero también apeló a la prudencia. El daño ya estaba hecho.

Dylan Teuns cruzó primero la línea en la octava etapa del Tour, Pogacar fue cuarto, pero con tanto tiempo a su favor que se vistió de amarillo apenas en la primera jornada de alta montaña.

La general sufrió un revolcón, claro, causado por él, un ciclista que parece de otro planeta e inalcanzable para el resto. Ahora Wout van Aert es segundo, Alexey Lutsenko tercero y Rigoberto Urán cuarto. Carapaz, que hizo un fuerte esfuerzo, ahora es sexto.

Ya fuera de competencia quedaron Primoz Roglic, Julian Alaphilippe y compañía. Pogacar está dos o hasta tres -si no más- escalones por arriba. Y eso que apenas es la semana inicial, que todavía faltan los duros Pirineos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico