Tatiana Colisnechenco: "salimos a dejar todo para entrar en la historia"

Fue una de las jugadoras desequilibrantes de la final entre Huracán y Manantiales Behr de Ciudadela, disputada en el estadio municipal de Kilómetro 3, donde el elenco del barrio Industrial se quedó con el título del 1er torneo Femenino en Comodoro Rivadavia al imponerse 2-1.

por Carlos Alvarez

c.alvarez@elpatagonico.net

La final entre Huracán y Manantiales Behr de Ciudadela fue un partido bien jugado en el estadio municipal de Km 3, con dos elencos que saben tratar bien la pelota y que con sus armas fueron en busca del título. Fueron dos de los equipos con más goles a favor y con menos goles en contra. Huracán se puso en ventaja muy temprano con un penal y Ciudadela logró el empate parcial de tiro libre mediante Antonella Escudero.

El “Globo” se impuso 2-1, con un poco de sufrimiento sobre el final, pero en el plantel que dirige Julio Sovier una de las destacadas fue Tatiana Colisnechenco, quien aportó marca y proyección sobre el andarivel derecho. En la primera mitad sobre todo fue determinante para inclinar la cancha. Con el pitazo final del árbitro Roberto De La Fuente fue una de las que no pudo evitar las lágrimas, y en medio de los festejos dialogó con El Patagónico.

“Esto es felicidad pura. La noche anterior recién caímos en esta locura que significa jugar una final del primer torneo femenino comodorense, y poder ser protagonista es algo tremendo. La dimensión que tomó el certamen. Creo que salimos a buscar el partido en el primer tiempo con un poco de viento a favor y lo supimos aprovechar. En el complemento ellas se acercaron pero por suerte pudimos mantener la ventaja, tal vez la suerte de campeón y no nos pudieron convertir”, explicó la jugadora que se movió como carrilera por derecha.

Tatiana, que también ha sabido cosechar logros deportivos en hóckey con la camiseta de Comodoro RC y en hándbol con Nueva Generación, analizó el rival del domingo y comentó: “los dos equipos que llegamos a la final son muy buenos, fue una final bien jugada, estaba leyendo que los dos equipos teníamos muchos goles y muy pocos en contra. Al menos en la cancha se notó que salimos a buscar la victoria y creo que fue un buen partido”, afirmó

La clave para salir campeón fue la unión de grupo, y darse cuenta que con sacrificio y compromiso se podía quedar en la historia del fútbol femenino en Comodoro Rivadavia. “Fue complicado el día a día porque varias tenemos otras obligaciones, trabajo, tenemos hijos, maridos nuestros compromisos y creo que nos va a costar un poco más. Nos mentalizamos las últimas dos semanas en que íbamos a jugar una final y eso hizo que juntemos casi dos equipos y estuvo bueno. Va a quedar en la historia y eso se charlaba en la semana, y en el vestuario. Salimos a la cancha para entrar en la historia”, sentenció Colisnechenco antes de abrazarse con su hijo en la mitad de la cancha.

A la hora de los festejos, y mirar hacia atrás la familia es la que siempre está presente. En las buenas y en las malas. “Esto es para ellos, mis viejos, mi hijo, para mis abuelos que de chiquita siempre me acompañan y siempre que juego están presentes. A mis amigos que por razones de entrenamiento les he quitado tiempo y juntadas, perdón pero me bancan en todo. Es para ellos. Yo lo que sea deporte me engancho, me encanta darlo todo, me siento yo al entregar todo y me hace muy bien”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico