Tres mujeres condenadas por la muerte de otra

Laura Vargas fue considerada culpable directa del crimen de Rosa Acuña, mientras Lorena Oyarzo y Karen Campuzano fueron encontradas culpables del cargo de encubrimiento agravado.

Luis Samusik fue el único sobreseído en esa causa iniciada en septiembre de 2018. Así lo resolvió este martes al mediodía el tribunal de juicio que integraron Gustavo Castro, María Tolomei y Mirta Moreno. La audiencia de cesura de pena quedó establecida para el próximo lunes 30 de noviembre.

El crimen ocurrió el 2 de septiembre de 2018 en el barrio Primera Junta de Trelew.

“Era lo que esperábamos por parte de la Justicia, muy agradecida con todos, este muchacho no tenía mucho que ver porque no lo dejaron bajar en ningún momento cuando trasladaron el cuerpo”, opinó Claudia Carrasco, mamá de Rosa Acuña.

“Yo quiero 25 años de condena y más también, ahora sí puedo confiar en la Justicia. Gracias a Dios se hizo Justicia, ahora la vida es más liviana, era un peso que no me podía sacar de encima”, admitió.

“Que paguen lo que tengan que pagar, así no les queda más ganas de hacer lo que hicieron, ninguna Rosita menos”, sentenció.

Por su parte, el abogado Federico Ruffa señaló que “desde la acusación y la fiscalía estamos conformes, está dentro de las expectativas de lo que analizábamos porque uno arranca un caso con pretensiones, pero también sabe cuáles donde están las flaquezas de las acusaciones y que dependen de lo que se pueda construir en el debate”.

“Se ha declarado la culpabilidad de las tres principales acusadas, Laura Vargas en su calidad de autora de homicidio y de Oyarzo y Campuzano en su calidad de encubridoras. El Tribunal ha entendido que por la aplicación de la duda razonable la explicación que brindó Samusik era una posible y entendió que había que absolverlo, aunque esperaremos los fundamentos de la sentencia para saber si intentamos un recurso de apelación o no. Pero lo vamos a saber recién cuándo sepamos los fundamentos en extenso”, destacó el letrado.

Respecto de la cuantificación de la pena, aclaró que “es algo que vamos a terminar de resolver con la fiscalía en estos días, pero siempre dijimos que vamos a intentar llegar lo más arriba de la escala penal posible. Vamos a depender de lo que podamos construir con la fiscalía, principalmente en base a los testimonios y la prueba que ya se rindió”.

“Hay algunos elementos que demuestran una total falta de empatía con la situación antes y después, un desprecio a la vida, que tendrán su peso. Y si bien la confesión podría beneficiar a la acusada, en los términos que se dio relativiza su peso. Establecer la cantidad de una pena es muy complejo, mucho más difícil de predecir que un veredicto”, advirtió.

“Si la diferencia entre lo que solicita la fiscalía y lo que se consigue efectivamente lo amerita podríamos apelar, pero en principio creemos que no”, adelantó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico