Un padre intimó al Colegio 766 para que a su hijo no le den clases de "ideología de género"

El padre de un estudiante de 12 años que concurre a la Escuela 766 presentó ayer a las autoridades de esa institución un documento basado en la Constitución Nacional y en Tratados Internacionales, para que a su hijo no le den más clases de "educación sexual con base en los principios de perspectiva/ideología de género y diversidad sexual". Aseguró que recurrirá a la Justicia si se continúa poniendo a su hijo "a un adoctrinamiento del alumnado en ideología o perspectiva de género".

El padre de un estudiante del antiguo Colegio Perito Moreno, actual Escuela 766, presentó ayer ante la directora de ese establecimiento secundario un documento para prohibirle a la institución que su hijo “presencie clases y/o exposiciones, o reciba material alguno sobre educación sexual con base en los principios de perspectiva / ideología de género y diversidad sexual, como ser la elección de género con independencia del sexo biológico de nacimiento, la experiencia sexual temprana, la masturbación, la exposición a pornografía, la incitación a experimentar diversas orientaciones sexuales, ni ninguna otra enseñanza carente de sustento biológico científico”.

El padre prohibió que se exponga a su hijo “a toda información, material, actividad de contenido sobre adoctrinamiento del alumnado en ideología o perspectiva de género” contra los valores y tradiciones de los padres.

Advirtió en su escrito que de lo contrario, las autoridades de la institución –encabezadas por su directora Graciela Mazzeo- serán pasibles de una denuncia penal y de las acciones civiles que correspondan. Pidió que se le notifiquen los contenidos que impartirían en materia de Educación Sexual Integral a su hijo con la suficiente antelación.

Y basó su planteó en la Constitución Nacional Argentina –artículo 1, 19, 75 inciso 9, en la Ley 26.150 (artículos 5 y 9), en el Código Penal (Artículos 125 y 128), la Convención de los Derechos del Niño (Artículo 14, 18 Inc. 1, 29 y 30), la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Artículo 26, inciso 3), el Pacto de San José de Costa Rica (Artículo 12 inciso 4), Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (Artículo 18 Inciso 4), Código Civil y Comercial (Artículos 638 y 646), Ley 26.061 de Protección Integral del Niñas, Niños y Adolescentes y la Ley Nacional de Educación 26.206 (artículos 6, 126 y 128).

El molesto padre dejó asentado que “se reserva el derecho de iniciar acciones legales correspondientes para que se cumpla en su totalidad todo lo citado y se lleve a la Justicia a los infractores”.

“SUS DERECHOS HAN SIDO VULNERADOS”

“Sus derechos han sido vulnerados”, se quejó Luciano, el padre del estudiante ante El Patagónico. No se da a conocer su nombre completo en esta nota con la finalidad de no identificar al menor de edad.

“Yo entiendo que sus derechos han sido vulnerados, primero que no nos notificaron como padres. Hay una parte de la currícula que es polémica, al tener base en la ideología de género, uno entiende que lo que están haciendo no es del todo correcto o por lo menos hubieran avisado para que los padres decidamos si nuestros hijos van a participar o no”, planteó.

Primero vulneraron los derechos como padre, porque dieron una clase en la que los alumnos tuvieron contacto entre sí porque alguien se los dijo. Yo no tengo muy bien los datos de quién se los dijo, pero es alguien que pertenece a una secretaría de la Municipalidad. Mi hijo tiene 12 años, resulta que había un ejercicio en el que se tenían que dar la mano y un beso. Fue un beso en la mejilla. Primero no le dieron la opción a los chicos a no participar y segundo no me dieron la opción a mí como padre”, cuestionó.

Según informaron fuentes oficiales, el taller fue dictado por personal de una dependencia de Desarrollo Humano y Familia de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, de acuerdo a lo que está establecido en el plan de estudios del Ministerio de Educación enmarcado en el Plan Nacional “Hablemos de todo – Terminemos con los tabúes”.

“Hay una cuestión de criterio que si yo voy a inculcarle el idioma inclusivo a mis hijos, consultalo a lo mejor con los padres que son los responsables de que sus hijos estén en donde están”, reclamo Luciano quien dijo que está de acuerdo en la educación sexual “pero sin ideología de género” por lo que se vio indignado.

Según comentó el padre, ahora se desarrollará una reunión con los padres de los alumnos en donde se explicará el contenido del taller. “Sentí que mi hijo no llegó muy cómodo a casa, hasta que me dijo lo que hicieron”, graficó.

“Esto se está dando a conocer luego de que se vulneraron los derechos de los padres y de los niños a su intimidad”, agregó Gonzalo, tío del niño, quien llevó el reclamo a Twitter.

“Lo que se pactó es que no presencien estos talleres. Estamos asesorados”, afirmó Gonzalo quien explicó que el niño sabía las pautas de cómo debía actuar “por lo que el menor se apartó, buscó una hoja papel y tomó nota de todo lo que estaba pasando”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico