Una mujer fue atacada en una calle del Roca por dos pitbull

Una mujer de 69 años que el miércoles a las 11 caminaba por Esquel y Clarín fue atacada por dos perros pitbull que saltaron el cerco de una vivienda y la mordieron en las piernas y cabeza. La causa es investigada por la Seccional Tercera de Policía. Hasta ayer nadie se había comunicado con la víctima para hacerse cargo de las lesiones que los perros le provocaron.

Una mujer de 69 años que el miércoles a las 11 caminaba por Esquel y Clarín del barrio Roca fue atacada por dos perros pitbull que saltaron el cerco de una vivienda y la mordieron en la cabeza y piernas, obligándola a ser hospitalizada.

“De pronto me vi superada, como si le hubieran dado la orden de que me ataquen, me empezaron a morder por las piernas, menos mal que tenía borceguíes porque si andaba de alpargatas no sé… tengo cortes en las piernas, mordeduras en las nalgas y en la cabeza, la gente los espantaba, pero los perros volvían a atacarme”, contó la víctima que prefirió preservar su identidad.

“Llegó la ambulancia, me hicieron los primeros controles y me dijeron ‘la vamos a llevar al Hospital’; llegué a la guardia y los médicos, los enfermeros, me atendieron excelente, me hicieron puntos de sutura” contó la mujer. En el caso tomó intervención personal de la Seccional Tercera de Policía.

NADIE DIO LA CARA

La víctima no recuerda si a los perros en el momento del ataque alguien los ingresó nuevamente a la vivienda abriéndoles el portón, pero percibió que una mujer mayor salió de la vivienda al llegar un remis y partió raudamente.

Nadie hasta ayer se había comunicado con ella pidiéndole disculpas por lo que había ocurrido; ni tampoco haciéndose cargo de los gastos que le ocasionaron las lesiones que sufrió por la ferocidad de los canes.

“Lo que siento es que hay una gran irresponsabilidad de las personas que los tienen. Si los perros están contenidos no harían eso; a la misma dueña la podrían atacar como le pasó a la abuela del Pietrobelli” dijo la víctima sumamente dolida por las heridas.

Los vecinos salieron en su ayuda y se mostraron muy molestos con los perros, incluso le pidieron a los efectivos policiales que los mataran ante el peligro que representan para quienes por allí pasan.

“Le pedían a la Policía que los mataran, pero la policía les decía que si mataban a un perro tenían la salida de la fuerza”, graficó la mujer de lo que alcanzó a escuchar en medio de la asistencia médica.

La víctima de las mordeduras temió por su vida. “Soy una hija de Dios, rogaba que me suelten, rogaba que no se me acerquen y me llevé la mano al pecho porque tengo marcapasos y no quería que me lo arrancaran” explicó.

La nueva agresión de perros feroces ocurrió a días de que los propios perros de una anciana de 88 años la atacaran y la mordieran en la cabeza y piernas cuando salía de su vivienda de la calle Alvear en el Pietrobelli.

La preocupación de los vecinos hizo que se volvieran a discutir la tenencia responsable de los animales, las ordenanzas vigentes y las sanciones que existen y no se cumplen para aquellos que no tienen los cuidados que deberían con sus mascotas, y también se volvió a solicitar desde parte de la población la vuelta del dispensario canino municipal. Incluso fue uno de los pedidos de una candidata a concejal de Cambiemos.

Por su parte desde la Secretaría de Habilitaciones, Daniel Campillay dijo que “no podemos actuar por disposición judicial porque hay una ONG, que es ALMA, que se dedica a obstaculizar”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico