Una policía liberaba zonas para que su novio robara

Es la acusación que pesa sobre una empleada policial de Esquel. Según la imputación, liberaba zonas para que su novio puediera robar.

Una cabo del Centro de Monitoreo de Esquel es investigada por desviar la atención de la Policía con llamados “truchos” para que un conocido delincuente de esa ciudad asaltara viviendas fingiendo ser un delivery.

El jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez indicó que un intento de robo en Esquel desnudó una maniobra de engaño que partía desde adentro de las filas policiales.

Afirmó que en oportunidad de un intento de robo de parte de un delincuente que se hacia pasar por delivery, se requirió de manera simultánea ayuda a la seccional de la jurisdicción en puntos distintos por hechos falsos.

"El teléfono que hace los llamados particulares pertenecen a una efectivo policial M.I. Ahora la mujer policía tiene mucho que explicar porque estos llamados particulares sirvieron para desviar la atención policial del verdadero hecho". detalló el comisario.

Y agregó que el hombre involucrado es además la pareja de la oficial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico