Vecinos rescataron por una ventana a una madre y a su hija atrapadas por las llamas

Momentos de desesperación vivieron una madre y sus dos hijos, de 6 y 10 años, al incendiarse su vivienda a causa de un cortocircuito. El fuego se inició cerca de la puerta de acceso y se extendió hacia el interior. La mujer y la niña quedaron atrapadas en una de las habitaciones y con la ayuda de los vecinos fueron rescatadas. El chico estaba en el patio cuando se desató el siniestro e intentó salvar a su mamá. Los tres fueron hospitalizados por inhalar humo. La familia pide la colaboración de la comunidad ante las pérdidas totales.

El siniestro de vivienda ocurrió ayer alrededor de las 15 en el domicilio de la familia Viruez en la manzana G, lote 7 de la Fracción 14, a media cuadra de la avenida Chile.

En momentos en que se inició el fuego, el jefe de la familia, Emilio Viruez, estaba trabajando. Se dedica a la albañilería en forma particular.

En diálogo con El Patagónico el hombre explicó que los vecinos “me llamaron y me dijeron que fue un cortocircuito”.

La manzana G se ubica en el final de la Chile, donde la casa de dos habitaciones, cocina comedor y baño estaba construida de chapa y madera. Al parecer, el cable que alimentaba a la vivienda y que pasa por el techo de chapa se habría cortado dado que no estaba cubierto con una cañería.

Allí se originaron las llamas cuando la esposa de Emilio y su hija de 6 años estaban en el interior. El varón de 10 años, en tanto, se encontraba en el patio que da al frente del inmueble. El fuego impidió que la madre e hija pudieran salir por la puerta principal y entonces se dirigieron al dormitorio que tenía una ventana que da al frente.

Viruez explicó: “mi señora sacó a la nena por la ventana y ella quiso salir y no podía. Ella quedó encerrada, el nene estaba afuera y él quería sacar a su mamá”. Entonces “a mi señora la sacó un vecino porque no podía salir” por el tamaño de uno de los vidrios de 35x35 centímetros.

Las tres víctimas inhalaron humo y fueron asistidas por médicos del Hospital Regional que acudieron a la emergencia. Con lo puesto, los integrantes de la familia fueron llevados a la guardia para ser examinados y horas más tarde recuperaron el alta médica.

PIDEN AYUDA

Viruez agradeció: “lo más importante es la vida, lo material se recupera pero la vida no”.

La familia perdió todas sus pertenecias y la niña quedó hasta sin calzado. El fuego destruyó la estructura de la casa.

Asimismo, el jefe del hogar lamentó: “voy a tener que hacer todo de nuevo, hay que tumbar y recuperar algo de las chapas porque otra cosa no se recupera. Algunos vecinos rompieron (las paredes) para que no se propagara más el fuego, vinieron muchos a ayudar”, valoró.

Contó que con su oficio de albañil “a veces hay y a veces no hay” trabajo.

Durante estos días hasta el domingo se dedicará a desarmar lo que quedó de la vivienda. En ese contexto, la vecinalista del barrio, Mabel Guerrero, pidió la colaboración de la comunidad “para darle una mano a esta familia que quedó con lo puesto”. Quienes quieran ayudar a la familia Viruez pueden comunicarse al teléfono celular de Emilio: 154627292.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico