Villa Pehuenia y los circuitos que ofrece al turismo

Ubicado en el centro-oeste de la provincia de Neuquén, a sólo quince kilómetros de la frontera con Chile, el agreste paraje que circunda Villa Pehuenia contrasta la tranquilidad de su entorno con su impetuosa geografía. Excursiones en 4x4, mountainbike y navegación por el lago en uno de los destinos más jóvenes de Neuquén.

En la provincia de Neuquén, existe un bello lugar que se destaca por la cordialidad de su gente, bosques de araucarias y espejos de agua transparente.
Dentro de este marco paisajístico de ensueños, Villa Pehuenia propone a los visitantes y turistas, que buscan un verdadero contacto con la naturaleza, innumerables recorridos que se pueden realizar durante las cuatro estaciones del año.
Los colores propios de cada estación, visten de diferentes tonos las montañas y bosques que rodean a este paraíso patagónico. Innumerables playas de arena bañadas por un espejo de aguas prístinas, dejan listo el escenario para que en él se refleje la belleza paisajística del entorno.
Villa Pehuenia está ubicada en el centro oeste de la provincia del Neuquén a tan solo 310 km. de su ciudad capital. Desde Zapala se puede acceder por dos rutas provinciales: la N13, pasando por Primeros Pinos o la No 46, pasando por la Cuesta del Rahue. Para aquellos visitantes que ingresan desde Caviahue lo harán por la ruta nacional N22 hasta Pino Hachado y de allí por la ruta provincial N23 hasta el ingreso a Villa Pehuenia. En el paraje Litrán, nos encontramos con la ruta provincial N13 que atraviesa la localidad y finaliza en el paso internacional Icalma.
De clima húmedo templado y fresco, los días de verano en Villa Pehuenia son cálidos, con temperaturas que varían entre los 20 y los 30ºC, y cierran en frías noches de 5 a 0ºC.
Paseos en veleros, recorridos en lancha, travesías guiadas en kayaks, hidropedales, pesca embarcados o desde la costa, excursiones en 4x4, y mountainbike son algunas de las ofertas de un destino turístico en pleno crecimiento que en los últimos años se acomodó entre los tres más visitados en la provincia del Neuquén.
Las playas de arenas blancas son una marca registrada de un lugar que combina paisajes milenarios con actividades modernas que forman una combinación única en la Patagonia.
Radal Có, Villa Unión, Villa Italia, Cura Huapi, Golfo Azul, El Verde y La Angostura, son los nombres de algunos de los 40 kilómetros de playa en las cuales se pueden realizar caminatas, y actividades deportivas o simplemente compartir una jornada de sol con amigos y en familia. No hay que temerle a los lagos de esta región cordillerana: tanto el Aluminé como el Moquehue, son lagos con una temperatura ideal para nadar o refrescarse sin temor a pasar frío.
Son innumerables los recorridos naturales que se pueden realizar. Entre ellos, un clásico es el Circuito Pehuenia, de 130 km de extensión que ofrece en su recorrido arroyos y cascadas, ríos y lagos, montanas y bosques puros de pehuenes donde impera el silencio. Un paseo que invita a conocer los lagos Aluminé, Moquehue, Ñorquinco, Nonpehuén y Pulmarí y un paisaje que según la estación se viste de diferentes colores, para regocijo del visitante que se asoma a tanta belleza natural. Se puede hacer en auto, a pie o en bicicleta y dura aproximadamente un día.
También se puede visitar el Centro de ski Batea Mahuida. A tan solo 10 km. del centro de la villa, se ubica el Parque de Nieve Batea Mahuida administrado por la comunidad mapuche Puel. Situado a 1900 m.s.n.m en la temporada estival, se convierte en un lugar recreativo muy particular, donde el visitante puede acercarse al pie del volcán e ingresar hasta la misma laguna del cráter. Desde la cima pueden apreciarse los colosales volcanes Lanín, Villarrica, Llaima y Lonquimay. Además es posible recorrer los lugares paradisíacos que allí se encuentran entre bosques y senderos, los cuales se pueden hacer en auto o bien a caballo en un paseo inolvidable guiado por jinetes mapuches.
El Paso fronterizo Icalma conecta con el país vecino de Chile por medio de la ruta provincial No 13, y permite visitar la primera localidad trasandina que es Icalma. A 50 km del hito se encuentra el acceso al Parque Nacional Conguillo, dominado por el conocido volcán Llaima y a unos 130 km. del paso internacional se accede a la ciudad de Temuco, la más importante del sur chileno.
Otro lugar de alto interés es el Paraje La Angostura donde se unen los bellísimos lagos Aluminé y Moquehue. Allí se encuentra la reserva de la comunidad mapuche Puel. El paraje cuenta con 5 lagunas y a medida que el visitante se interna en el lugar se encuentra con bosques de araucarias, lengas y coihues que acompañan hasta llegar a hermosas cascadas y desembocaduras de ríos y arroyos. La comunidad aborigen ofrece servicios como camping organizado, caminatas o cabalgatas guiadas por sus integrantes, que le harán tener un contacto más íntimo con la naturaleza y con la cultura de este pueblo precolombino.
Todo turista debe realizar el City Tour, el recorrido de presentación de la villa. Abarca los sectores de Pehuenia I, II y III (en la Península de los Coihues), la zona del centro comercial, el Centro Cívico y el paseo de la costanera sobre el Lago Aluminé. El City Tour contempla senderos y miradores de fácil acceso para recorrer en familia, playas con áreas de recreación y picnic, una gran cantidad de servicios gastronómicos y hoteleros y permite apreciar las cuidadas características arquitectónicas de la villa.
Entre otros muchísimos lugares que visitar se encuentra Paso del Arco, un recorrido de unos 50 kilómetros de ida y vuelta con destino al antiguo paso a Chile actualmente desactivado. Camino de arena volcánica, tierra y ripio, en su trayecto se puede apreciar bosques puros de araucarias milenarias y campamentos de crianceros. Otrora, este paso se utilizaba para llegar a Lonquimay o a Liucura, en territorio chileno.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico