Viruela del mono: investigan si también puede transmitirse sexualmente

El puntapié fue el hallazgo del virus en el semen de pacientes y algunos indicios de que desde ese punto podría contagiar a otras personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) investiga si la viruela símica es también una enfermedad de transmisión sexual, tras encontrar el virus activo en semen de pacientes positivos. Sin embargo, remarca que hasta el momento solo está confirmado el contagio por contacto físico estrecho.

Así lo informó esta mañana la gerente del virus en la Oficina Regional para Europa de la OMS, Catherine Smallwood, luego de que el lunes el Instituto Spallanzani anunciara que había detectado viruela del mono en el semen de varios pacientes en Italia y Alemania; una muestra agregó la posibilidad de infectar y replicarse.

Por el momento, Smallwood informó que la recomendación de la OMS y el ECDC es que los pacientes con el virus no tengan relaciones sexuales, mientras que los casos sospechosos o dados de alta utilicen estrictamente condón: "Simplemente, aún no sabemos si puede ser transmitido sexualmente”.

Si bien de primera instancia se sabe, y lo ratificó el director de la OMS Europa, Hans Henri P. Kluge, que el contacto físico estrecho es la principal vía de transmisión, Smallwood agregó la posibilidad de que el contagio sea en mayor magnitud por transmisión sexual.

"Esto (transmisión sexual) puede haber sido algo de lo que no éramos conscientes antes en esta enfermedad", dijo Smallwood en una conferencia de prensa este miércoles. En esa línea advirtió: "Realmente necesitamos centrarnos en el modo de transmisión más frecuente y vemos claramente que está asociado con el contacto piel con piel".

Alrededor de 30 países no endémicos reportaron un total de más de 1.300 casos de viruela símica desde principios de mayo. El epicentro del brote sigue siendo Europa, Kluge ha lamentado que el virus haya sido ignorado "durante décadas" debido a que solo se encontraba en África: "Ahora que está en Europa y en otros lugares, hemos visto una vez más cómo un problema en una parte del mundo puede convertirse tan fácil y rápidamente en un reto para todos nosotros y cómo debemos trabajar todos juntos para garantizar una respuesta coordinada que sea justa para todos, especialmente para los más vulnerables”.

“Ruego a los gobiernos que aborden la viruela del simio sin repetir los errores de la pandemia y manteniendo la equidad en el centro de todo lo que hacemos”, remarcó Kluge respecto a la demanda de vacunas contra la enfermedad que, hasta ahora, solo es endémica en algunas zonas de África y las dosis aún son “limitadas”: “no es recomendable ni necesaria en este momento, hay pocos datos”, aclaró.

Por su parte, la directora del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en Europa (ECDC), Andrea Ammon remarcó que “Tenemos que concienciar sobre cómo se transmite el virus principalmente, y es a través del contacto directo y cercano, incluyendo las actividades sexuales. Sin embargo, no debemos descuidar las otras formas, menos probables y no tan frecuentes".

"Son muy diferentes la viruela y el COVID. No se transmite por vía respiratoria de la misma forma. ¿Esto significa que no puede ocurrir en absoluto? No. Pero ahora mismo la transmisión depende mucho del contacto físico cercano y prolongado, incluidas las actividades sexuales. Eso es lo que está promoviendo la transmisión entre humanos en este momento", explicó la profesional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico