Volkswagen Virtus Highline a/T: un sedán equilibrado

Diseño sobrio pero atractivo, buenas prestaciones, confort de marcha, gran habitabilidad y tecnología. Características que define al nuevo modelo.

1| Es el reemplazo del Polo Sedán que llega a competir en el segmento de los tricuerpos, con nombre renovado y modificaciones en la plataforma. Viene importado de Brasil.

2| A simple vista queda claro que se trata de un modelo Volkswagen. Esa estrategia de la marca de mantener continuidad estilística y familiaridad en el diseño lo hace inconfundible. Para algunos puede parecer una política conservadora, pero que suma más adeptos que detractores, basada en elegancia, sobriedad y equilibrio. Nunca aparecen desactualizados. En la parte frontal se distingue por una parrilla distintiva de la marca. En los laterales ofrece líneas fluidas y suaves que hacen que el paso del habitáculo al baúl no se sienta el corte sino una perfecta integración. Respecto al Polo, el Virtus crece en todas sus dimensiones, incluso en la distancia entre ejes.

3| El interior muestra calidad en materiales y terminaciones acordes a su segmento. El habitáculo es espacioso. Está montado sobre la misma plataforma del Polo Sedán, pero alargada, lo que permite un mayor espacio en las plazas traseras. La posición de manejo se encuentra con facilidad gracias a las regulaciones múltiples de la columna de dirección y el asiento del conductor. El tablero de instrumentos es de fácil lectura con un display que agrupa toda la información necesaria. En el medio de la consola, incorpora una pantalla táctil de 6,5 pulgadas que concentra toda la conectividad. Cuenta con un soporte sobre el tablero para los smartphones con una práctica salida de carga USB. Ul es un punto fuerte con 521 litros de capacidad. Se pueden abatir los asientos traseros para ganar en volumen y replegar el asiento del conductor para cargar objetos de hasta 2,6 metros de largo.

4| Está equipado con un motor naftero de 1.6 litros y 110 CV con un torque de 155 Nm a 4.000 revoluciones. En el caso de la versión manejada, el tope de gama Highline, está combinado con una caja automática de seis velocidades Tiptronic.

5| El andar en ciudad es suave y silencioso. Por debajo de las 2.000 rpm muestra una respuesta serena. La buena dirección asistida lo hace un vehículo muy ágil. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 11,6 segundos. La suspensión tiene un ajuste blando que permite neutralizar todas las irregularidades del terreno. Un dato a favor es que ofrece buena visibilidad hacia todas las direcciones sin puntos ciegos. La tercera marcha se estira un poco para pasar a cuarta, lo que requiere acompañarlo de manera paciente o apelar a la función Sport para acortar el ritmo.

6| En ruta ofrece un excelente andar con las dos marchas más altas pensadas para un manejo familiar y relajado. La suspensión y dirección se adaptan a la mayor velocidad para brindar seguridad en curvas o vientos cruzados. Se lo siente siempre bien plantado. Tiene buena respuesta en maniobras de sobrepaso o recuperación gracias a la respuesta de la caja que busca una marcha menor para no perder revoluciones. Sólo exigiéndolo muy arriba en el tacómetro se filtra algún ruido, pero en general la insonorización es óptima. En situaciones de mayor exigencia se puede pasar las marchas de manera manual.

7| Gracias al buen trabajo de la caja, el consumo en uso mixto es adecuado con 7,5 l/100 km. El tanque tiene una capacidad de 52 litros, lo que permite una buena autonomía.

8| En confort, se destacan los sensores acústicos de estacionamiento, pack eléctrico, volante de cuero multifunción, computadora de abordo, sistema de apertura y encendido Keyless y velocidad crucero. Cuenta con una aplicación -denominada Watson- que responde mediante sistema de voz unas 6.000 preguntas sobre el funcionamiento del vehículo.

9| En cuanto a seguridad, ofrece cuatro airbags, ABS, freno anticolisión, controles de estabilidad y tracción, ayuda de arranque en pendiente, anclajes Isofix, entre otros.

10| El precio del Virtus Highline cuesta $551.698 y tiene tres años de garantía o 100.000 kilómetros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico