YPF podría dejar en la calle a 200 trabajadores de distintas empresas

El Sindicato de Petroleros Privados denunció que YPF pretende despedir a 200 operarios de distintas empresas argumentando que "no hay trabajo" y que "el personal sobra en Kilómetro 3". Criticaron que la empresa San Antonio propone levantar el embargo de 24 millones de pesos al gremio a cambio de llevar a cabo una reestructuración de 2.000 puestos de trabajos.

Los trabajadores de la Cuenca del Golfo San Jorge vuelven a vivir en la incertidumbre ante la posibilidad de perder su fuente laboral. Es que según el referente del Sindicato de Petroleros Privados, Leandro Moyano, unos 200 operarios de la industria petrolera podrían quedar desempleados por una decisión de YPF.

“Ellos insisten en que para las empresas que son microemprendimientos no hay trabajo y el personal sobra en la zona de Kilómetro 3. Estamos planteando una situación absolutamente distinta a la de hace un par de años atrás y no podemos permitir que digan que sobran trabajadores cuando se hizo un esfuerzo enorme para achicar un montón de cuestiones. Nos vamos a sentar a buscar alternativas”, advirtió Moyano.

En diálogo con radio Del Mar, el referente gremial manifestó que esta medida afectaría a “unos 200 trabajadores en las distintas empresas”, por lo que se realizó un plenario donde se rechazó la propuesta de la operadora.

CONFLICTO CON SAN ANTONIO

Además, Moyano se refirió al embargo de 24 millones de pesos en las cuentas del gremio tras una medida judicial presentada por la empresa San Antonio Internacional. “Ayer (por el lunes) hubo una audiencia y seguimos con la conciliación. El embargo se destrabó mientras dure la conciliación y condicionado a que aceptemos algunos puntos dentro de esta negociación, que es achicar personal y horas trabajadas; cerrar algunos talleres de reparación y mantenimiento para tercerizar trabajos. Son condiciones y metiendo la cuestión judicial es llamativo que un juzgado se preste a esto”, criticó.

En este marco, el dirigente gremial sostuvo que “creemos que es una extorsión y no lo vamos a permitir” y detalló que serían unos 2 mil trabajadores que se verían afectados por la reestructuración que pretende la empresa a cambio de levantar el embargo.

“Habrá que hacer el análisis exhaustivo de la propuesta, pero está en juego toda la actividad de la empresa. Vienen por todo y vamos a hacer lo imposible para que esto no suceda”, advirtió.

Moyano también detalló que se reactivó una causa de 2015. “No contentos con este embargo de San Antonio, el mismo abogado reactiva luego del 25 de mayo una causa de 2015 que consideramos resuelta porque habían sido actores de la anterior comisión directiva que terminaron yéndose por una interna. Producto de esa situación tenemos que reactivar un expediente”, aseveró.

“Consideramos que viene de una política nacional y lo que se pretende hacer desde el Ministerio de Trabajo, embargando cuentas, persiguiendo a los sindicalistas e intentando intervenirlos, es un primer paso y acompañaremos al secretario general (de Petroleros Privados, Jorge Avila) en todo este proceso judicial”, agregó.

Asimismo, el referente gremial manifestó que “el plenario facultó que se continúa con el Estado de alerta y movilización. Vamos a concientizar a los trabajadores a los que se les entregó un folleto explicativo sobre las consecuencias de la reforma laboral, de manera que estamos en permanente estado de alerta y movilización”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico