A los abogados de CAMMESA no les importó la catástrofe

La Sociedad Cooperativa Popular Limitada sorteó ayer un inesperado embargo de sus cuentas, por 87 millones de pesos, a partir del accionar de los abogados de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico. El reclamo, basado en la abultada deuda que la SCPL tiene con la distribuidora de energía desde 2013, fue frenado tras las gestiones efectuadas, en las que se recordó los duros momentos que vive Comodoro Rivadavia.

Por desinteligencia o falta de conocimiento de la realidad que vive Comodoro Rivadavia, los abogados de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) embargaron el miércoles por 87 millones de pesos las cuentas de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL).
La inesperada medida judicial, que fue revertida a primera hora de la mañana de ayer, mereció una convocatoria del Concejo Deliberante a los responsables de la SCPL y miembros del Ente de Control de Servicios Públicos de Comodoro Rivadavia.
En el encuentro, los concejales recibieron la información actualizada del fallido embargo y sobre la situación del servicio, seriamente dañado pese al esfuerzo realizado por el personal de la cooperativa durante las intensas lluvias que afectaron a esta ciudad entre el 29 de marzo y el 6 de abril.

AUMENTO TARIFARIO
De la reunión también participaron los miembros del Ente de Control, Luis Antonio Ferrero, Fernando Andrés Barría y Luis Alberto Velásquez, quienes llegaron al lugar para analizar en conjunto la situación no del embargo sino del aumento de los servicios brindados por la SCPL que quedaron frenados por el temporal.
Los miembros de la SCPL, los gerentes general y comercial, Víctor Santana y Fernando Lebrún, se retiraron de la sala de reuniones del Concejo sin hacer declaraciones, pero El Patagónico pudo averiguar que, además de informar sobre la medida judicial y la prestación del servicio, desde la cooperativa se volvió a plantear la necesidad de actualizar los valores de la facturación.
"ES IMPOSIBLE
APROBARLO AHORA"
El concejal Guillermo Almirón del Frente para la Victoria reconoció que, luego de hablarse del embargo, desde la cooperativa preguntó por el incremento tarifario, que tras haberse discutido en audiencia pública del 23 de marzo, no pudo ser tratado a raíz del temporal.
"Entendemos la situación de la SCPL, los esfuerzos que se estaban haciendo antes del temporal, en el medio y ahora, pero no es el momento de tratar el aumento en los servicios. Eso quedo en stand by. No se habló más luego del temporal y hoy es imposible pensar en implementarlo", sostuvo.
El concejal entendió el planteo de los gerentes de la cooperativa, que por los problemas que generó el temporal afronta mayores costos, no solo por horas extras del personal, sino también por las multas que pueden cobrársele desde Nación por no ahorrar energía, algo que en la práctica se genera por la salida de servicio de más de 1.500 medidores domiciliarios durante el temporal.
"Estamos acompañando todos los reclamos y gestiones de la SCPL, que hizo un excelente trabajo durante el temporal, pero está claro que no es el momento de aprobar un aumento, porque tenemos gente que perdió sus viviendas e inclusive el servicio no se está brindando, por razones obvias, de la forma en la que corresponde", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico