Ahora la CEOPE quiere avanzar con suspensiones en Chubut y Santa Cruz

La cámara nacional de empresas de servicios del sector petrolero pretende extender el preventivo de crisis a toda la Cuenca del Golfo San Jorge. Cuando el convenio que acordaron en la Cuenca Neuquina quede homologado, la CEOPE pretende alcanzar uno similar en esta región durante la segunda quincena de febrero.

Luego de alcanzar un polémico acuerdo con el Sindicato Petrolero de Neuquén, la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) pretende extender el procedimiento preventivo de crisis a Chubut y Santa Cruz. El presidente de la entidad, Adolfo Sánchez Zinny, fue el encargado de expresar este interés de la organización que encabeza.
El miércoles último, el acuerdo en Neuquén fue criticado por los sindicalistas de la Cuenca del Golfo San Jorge, Jorge Avila y José Llugdar en el plenario informativo del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut. Incluso el gobernador Mario Das Neves apuntó contra el polémico convenio tras lograr un plan de estabilidad por seis meses.
"La secuencia lógica era empezar por Neuquén porque es la provincia que dio muestras en sus gobernantes, empresarios y dirigentes sindicales que está dispuesta a hacer su aporte, pero la continuidad es que las otras cuencas petroleras deberían tener un esquema similar más rápido que lento. Por eso esperamos tener homologado este acuerdo en la semana para ir a buscar lo mismo en Chubut y Santa Cruz", afirmó Sánchez Zinny a la agencia de noticias Télam.
Con la firma del sindicalista petrolero neuquino Guillermo Pereyra (también senador nacional) el procedimiento preventivo de crisis suspendió a 2.000 trabajadores de la industria petrolera en la Cuenca que alberga a la formación Vaca Muerta.
"Recurrir a la suspensión con el goce de haberes y de manera rotativa por un período inicial de 90 días es mucho mejor que despedir gente porque supone un menor impacto en el trabajador y su familia y un menor impacto social, al tiempo que la empresa puede conservar al trabajador que preparó y capacitó durante años y frente a un recupero de la actividad puede tener una reacción inmediata", apuntó el empresario.

ACUERDO CHUBUTENSE
En Chubut, el acuerdo arribado entre empresas, sindicatos y los gobiernos nacional, provincial y municipal implica la estabilidad laboral de 3.000 trabajadores petroleros y otros 2.000 de distintas ramas vinculadas a esta industria. Todos los meses habrá un encuentro multisectorial para evaluar el contexto y los pasos a seguir.
La crisis petrolera en Chubut tiene origen en los precios internacionales que afectan directamente al mercado de exportación.
Si bien existe un "barril criollo" que fija al petróleo chubutense, el Escalante, en 54,90 dólares para las refinerías argentinas, los compradores extranjeros usan los precios de referencia WTI y Brent. El acuerdo incluye un incentivo de 10 dólares, aportados entre Chubut y Nación, por cada barril exportado.
la PERDIDA DE COMPETITIVIDAD
La CEOPE representa a 40 empresas de servicios, en tanto otras 20 compañías de servicios y al menos cinco operadoras en Neuquén manifestaron su interés en adherir a la implementación del procedimiento preventivo de crisis.
El sistema está regulado por la Ley de Contrato de Trabajo que permite aplicar en los casos de crisis de demanda o de nivel de actividad - ya fue aplicado en Neuquén en los 2008 y 2009- la suspensión de trabajadores de manera rotativa, los que siguen cobrando sus salarios básicos, pero sin aportes complementarios.
"Las empresas de servicios tienen trabajo en función de lo que piden las operadoras, con la particularidad de que el 70% de sus dotaciones está encuadrada en los distintos convenios colectivos", argumentó Sánchez Zinny.
"Va más allá del precio del barril de crudo que el Estado reconoce a las petroleras, sino que la industria vive un problema de pérdida de competitividad que viene de hace muchos años", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico