Cae el consumo de combustibles y ya pone en riesgo a estaciones de servicio

Si se desagregan los meses, se observa que abril fue el mes que registró la caída más importante de la demanda general de combustibles: 12,59%.

En un contexto signado por una caída del consumo en términos generales, y una suba de la inflación, la situación para las estaciones de servicio no quedó al margen. Según un informe de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA), la venta de combustibles arrojó una caída del 3,07% para los cinco primeros meses del año.
La entidad del sector de comercialización de combustibles realizó un informe de rentabilidad en las estaciones de servicio, que comprende los meses de enero a mayo inclusive, para 2016. Según el estudio, además de la caída interanual en términos generales del 3,07%, se observa una baja importante del gasoil tipo super de 12,04%.
En declaraciones a ámbito.com, el vicepresidente de CECHA, Walter Costa, identificó cambios en los consumos de los usuarios: "El más significativo es que ya no piden llenar el tanque, salvo alguna persona que trabaje con el auto, sino que siguen cargando la misma cantidad de dinero que meses anteriores".
Pese a que el informe de CECHA indica que la demanda de nafta super se ha mantenido estable, e incluso indica un giro hacia los combustibles Premium -el gasoil premium ha aumentado su consumo en 8,12% y la Nafta de este tipo en 3,78%, durante enero, febrero y marco de este año respecto al mismo período del año anterior-, lo cierto es que para mayo de 2016 se observa que la nafta super absorbe el consumo de la Nafta Premium, la cual acentúa su descenso en 5,50%.
Si se desagregan los meses, se observa que abril fue el mes que registró la caída más importante de la demanda general de combustibles: 12,59%.
La caída de la demanda en abril -para todos los combustibles- de entre 3% y 6%, según el producto. Esto no había sucedido durante enero, febrero y marzo, salvo en el caso del Gasoil Súper.
Sin embargo, en todos los meses hubo un descenso en la demanda del gasoil tipo super, que también tuvo su máximo en el mes de abril, con una caída del 23.14%. Asimismo, continúa en descenso en el mes de mayo.
Según el informe, considerando el volumen de venta de combustibles líquidos, el 51% de las estaciones de servicio vende hasta 250 mil litros, el 37% vende entre 250 y 600 mil litros, y sólo el 12% vende más de 600 mil litros.
Si se comparan estos valores con los de 2015, las estaciones de servicio que venden hasta 250 mil litros se han incrementado en un 2%, la franja que vende entre 250 y 600 mil litros se ha incrementado en un 1% y las Estaciones que venden más de 600 mil litros han pasado de 14% a 11%, lo cual indica que hay un descenso del volumen de ventas y más estaciones de servicio que se encuentran en una situación de riesgo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico