Comodoro se sumó al pedido de la despenalización de uso medicinal del cannabis

La marcha por la marihuana se realizó ayer en la plaza de la Escuela 83 y contó con una serie de actividades culturales y disertaciones.

La marcha por la marihuana se realizó ayer en la plaza de la Escuela 83 y contó con una serie de actividades culturales y disertaciones para sumar su voz al reclamo mundial por la normalización de la situación de la planta de cannabis y terminar con la persecución de sus cultivadores.
La Marcha Mundial de la Marihuana se realiza en diferentes partes del mundo, reuniendo a una gran cantidad de personas que militan contra la despenalización del consumo y tenencia de la planta de cannabis.
En Comodoro Rivadavia, el reclamo se viene realizando hace nueve años de manera ininterrumpida en la plaza de la Escuela 83 y siempre contó con la particularidad de que no es una manifestación, sino un encuentro cultural donde se realizan diferentes actividades.
Para este año, la convocatoria se decidió hacer dos semanas más tarde con una radio abierta en la que participaron el director de la revista THC, Sebastián Basalo, y el ex candidato a presidente por el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño.
Este último detalló que en poco tiempo se buscará debatir nuevamente sobre una ley que busque la despenalización de la tenencia y el consumo en Argentina. "Es importante que el Estado busque regular este tipo de casos porque ayudamos a combatir el narcotráfico y al mismo tiempo creamos fuentes de trabajo y ayudamos a muchas personas a pelear contra enfermedades como el cáncer o los ataques de epilepsia", analizó Eloy Rodríguez, uno de los organizadores.
La tarde también contó con la presentación de diferentes artistas locales y el reparto de panfletos que detallaban los beneficios que llevaría la regularización de la situación.

UNA PELEA INTERMINABLE
Una de las disertantes locales fue Carola Vera -madre de Micaela Evans, quien padece del Síndrome de Dravet-. Ella contó su experiencia de cómo el aceite de cannabis ayuda a que su hija reduzca los ataques de epilepsia considerablemente.
El problema más grave que tiene que sortear Vera es el laberinto legal que tiene por delante para conseguir el aceite enviado directamente desde Estados Unidos.
"Es una instancia agotadora porque tenés que luchar contra una y otra pared. Las trabas que hay en el camino son infinitas para conseguir una botella que dura un mes y tiene un altísimo valor monetario", manifestó la madre de Micaela.
El caso de la Micaela es el más significativo en la Patagonia y llegó a oídos del gobernador Mario Das Neves, quien se comprometió a brindar una ayuda para que todo llegue a buen puerto.
"Mi experiencia le ayudó a muchas personas que se acercaron y me pidieron consejos para ver cómo podían conseguir el aceite o comenzar a pelear contra los ataques de epilepsia constantes", manifestó.
La lucha de Vera continuará mañana a las 12, cuando se presente en el Concejo Deliberante para presentarle el caso al viceintendente, Juan Pablo Luque, y a los legisladores que quieran escucharla.
"Hay muchos niños que sufren de estos ataques en esta ciudad. Lo único que pedimos es que nos escuchen para darles una mejor calidad de vida a nuestros hijos. No pedimos nada extraordinario", explicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico