Denunciaron un atentado contra la casa del gerente de Saneamiento de la SCPL

El gerente de Saneamiento de la SCPL, Adolfo Carrizo, denunció que en la madrugada de ayer fue víctima de un atentado en su domicilio. Arrojaron una bomba molotov en el ingreso a la vivienda que habita con su familia. Ayer el tema era analizado en el seno del Consejo de Administración de la entidad, en función de sospechas que existen sobre la relación de este incidente con cambios internos en función del nuevo organigrama. Presumen que podría tratarse de una persona que fue despedida porque llevaba un mes y medio sin ir a trabajar.

Adolfo Carrizo asumió como gerente de Saneamiento de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) el 3 de noviembre último y ayer comentó que desde ese momento se fueron registrando distintos hechos de tipo vandálico en áreas a su cargo, como el que sucedió recientemente con una válvula reguladora del suministro en Kilómetro 8, o el atentado a la válvula de presión de una estación en el barrio San Martín.
Carrizo consideró que los cambios internos en la institución pueden haber molestado a alguien. "Es probable que no guste a algunas personas", subrayó en la conferencia de prensa que brindó ayer al mediodía en instalaciones de la SCPL, aunque aclaró que no puede relacionarlo con la interna sindical del gremio de Obras Sanitarias.
También señaló que hasta la medianoche del martes no había recibido ningún tipo de amenaza y aseguró que además de la denuncia pública, accionará penalmente. Recordó otros hechos similares, como que "en algún momento la camioneta del presidente de la cooperativa (Gabriel Tcharian) sufrió un tiro en una de las ventanillas (a la altura de la cabeza del conductor)".

SOSPECHAS
En cuanto a los cambios que mencionó, Carrizo reconoció que hubo una persona despedida y que fue por una decisión de la entidad. "No es una decisión que tomó Carrizo porque era una persona que hacía un mes y medio no venía a trabajar", sostuvo el gerente de Saneamiento.
Además, está seguro de que son los cambios los que generan molestia. "El lugar en el que estoy a alguna persona le puede molestar; también porque hubo gente separada del cargo en puestos operativos y es que se han practicado una serie de cambios".
Ahora se busca controlar también el ingreso al edificio de la SCPL y evitar así que se genere algún tipo de nuevo inconveniente. "Están buscando amedrentarme y a la institución porque no tengo cuestiones personales ni problemas con nadie", aclaró. Reconoció que el gremio del que depende el sector a su cargo mantiene algunas disputas internas, pero insistió en no relacionarlo con el atentado en su vivienda.
Mientras, la jefa de Personal, Ester Ceballos, manifestó: "vamos a estar alertas de que no suceda otro hecho dentro de las instalaciones y si es necesario vamos a reforzar la seguridad".
Consultada sobre alguna sospecha respecto a de dónde vendrían estos atentados, comentó: "con los gremios no se acrecentó el conflicto; tenemos con Obras Sanitarias algunos reclamos porque están disconformes con las modificaciones del organigrama".
Ceballos dijo que se trata de cambios de tipo operativo, previstos por la Ley de Contrato de Trabajo y reiteró: "todos los cambios que se hicieron fueron para que sea más funcional el servicio. Sabemos del reclamo de la comunidad por las averías y se hizo esto para preservar buenas respuestas a la comunidad".
La jefa de Personal puso en valor el trabajo de Carrizo. Aseguró que las molestias entre el personal comenzaron "cuando se comenzó a dar otro tipo de respuesta y es que cuando asumió Adolfo (Carrizo) las respuestas fueron diferentes y se recibieron las comunicaciones de conformidad de los municipios de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly", indicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico