El aumento de servicios saldrá, aunque se tratará de disimular

El Concejo Deliberante recibirá hoy de parte del Ente de Control de los Servicios Públicos el nuevo cuadro tarifario de la SCPL, con los incrementos que se aprobarían este jueves y que ayer los concejales debatieron con el Ejecutivo y miembros de la cooperativa. La SCPL pretende que la suba sea aplicada de una sola vez, en un porcentaje superior al 60%, en tanto que los ediles promueven un incremento segmentado y repartido entre los próximos 3 o 4 meses.

El Concejo Deliberante recibió ayer a la mañana, en la sala de comisiones, a los secretarios de Gobierno y de Infraestructura del municipio, Máximo Naumann y Abel Boyero, y a los miembros del Ente de Control de los Servicios Públicos que preside Luis Ferrero. En ese encuentro, previo al que luego los ediles mantuvieron con los directivos de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), se generó un acuerdo para segmentar el aumento solicitado por la cooperativa desde agosto.
Los miembros del Ejecutivo, Concejo y Ente coincidieron en la necesidad de actualizar los números de la facturación de la SCPL, pero también se pusieron de acuerdo para segmentar el mismo en al menos dos cuotas y de manera escalonada.
Junto con el aumento, que se aprobaría el jueves, se incluirá un nuevo cuadro tarifario para barrios y usuarios electrodependientes o intensivos, y la eximición del pago de los servicios a los vecinos afectados por el temporal.

DE MANERA ESCALONADA
Los concejales parecieron unir sus criterios, algo que terminará de cerrarse antes de la sesión, para no convalidar el pedido de la SCPL, que luego hicieron explícito los gerentes comercial y general, Fernando Lebrún y Víctor Santana, para que la suba sea resuelta y se aplique en un porcentaje global del 60% en la próxima facturación.
El porcentaje total de suba de los servicios surge de la suma de los que se proyecta para cada uno de ellos, ya que la cooperativa planteó un 70% para el servicio eléctrico y un 60 para el de agua y cloacas. Los números que manejaban ayer los concejales indican que de acuerdo a la simulación que hoy iba a presentarse desde el Ente, la suba total en cada factura sería cercana al 60 por ciento.
En la reunión posterior que se mantuvo con los ejecutivos de la SCPL, que llegaron al encuentro con la documentación requerida y una simulación del peso que el incremento tendrá en cada factura, estos últimos insistieron en que para recuperar el déficit la suba debe ser total y emitida en la próxima factura.
Si bien no hay nada decidido, los concejales pretenden que la suba sea repartida entre los próximos cuatro meses con aumentos escalonados intermedios entre un servicio y el otro. La intención es que en junio, por ejemplo, aumente la primera parte de la luz; en julio el primer tramo de agua y cloacas; en agosto el segundo del servicio eléctrico; y en septiembre el último del de agua.
Respecto de las eximición del pago de los servicios para los vecinos afectados por el temporal, los concejales pretenden que el beneficio se estire en unos dos meses para el eléctrico, y en unos 120 para agua y cloacas.
Hoy, con una nueva simulación y más información que acercarán los integrantes del Ente, los concejales ya tendrán todos los elementos para resolver si finalmente aprueban el jueves la suba de servicios y si se inclinan por un incremento progresivo y repartido o uno único y total.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico