El Concejo analiza el tarifazo de agua y cloacas que pide la SCPL

Hasta abril de este año regía en Comodoro Rivadavia el Pass Trougth, una fórmula automática de actualización de tarifas que enmarcaba todos los aumentos en los servicios de agua y cloacas sin necesidad de autorización del Concejo Deliberante. Ahora, por primera vez en más de una década, la tarifa que pretende la Sociedad Cooperativa Popular Limitada debe ser avalada por los ediles. Hay dudas sobre los mecanismos de fijación y el porcentual que la prestadora pretende que se aplique.

El pedido de aumento de tarifas para los servicios de agua y cloacas que presta en Comodoro Rivadavia la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) tomó estado parlamentario en la primera sesión ordinaria de diciembre, la anteúltima del año.
En función de los tiempos legislativos y los pasos administrativos de forma que deben cumplirse para avanzar en un aumento de tarifas, ese envío no fue tratado en sesión y por lo tanto no rige ni podrá aplicarse todavía, aunque será el análisis central durante las comisiones de receso veraniego ya que el argumento central para la suba es el aumento de los costos salariales.
Ayer se concretó una reunión de comisión N°6, con injerencia en servicios públicos, a la que no concurrió ningún concejal de Chubut Somos Todos. El encuentro sí contó con la presencia del titular del Ente de Control de los Servicios Públicos, Luis Ferrero. Allí se debatió que el dato central a definir para este tratamiento es el parámetro que se tomará de base para el aumento.
Hasta abril último regía en esta ciudad desde hacía más de una década el denominado Pass Trougth, una fórmula de actualización automática de tarifas que permitió a la SCPL incrementar sus servicios no eléctricos -los cuales estaban congelados por definición nacional– según su propio criterio y sin necesidad alguna de autorización del Concejo Deliberante.
Fue en esos términos que durante 2015 los servicios de agua y cloacas sufrieron aumentos acumulados del 43%, mientras al mismo tiempo la SCPL percibía ingresos extra por el fondo de sustentabilidad -que se aplicó en la ciudad desde mayo de 2013-, gravando adicionalmente así los servicios no eléctricos para absorber masa salarial y obras de mejoramiento.

DATOS QUE NO SE EXHIBEN
De ese modo, el telón de fondo para este pedido de nueva tarifa se da con ese Fondo de Sustentabilidad derogado en la misma fecha que el Pass Trougth. Sin embargo, la SCPL no fundamenta el aumento que pide exhibiendo su estructura de costos, sino esgrimiendo la tarifa de referencia provincial, que avala una suba del 60,72% y adjuntando el acuerdo paritario con el gremio de Obras Sanitarias para justificar solo ese componente de la tarifa.
A la ecuación hay que agregar que si bien Provincia fijó un nuevo precio para el agua en block, no comenzará a aplicarse sino hasta el 28 de enero.
Por otra parte, hay diferencia de criterios sobre el porcentual de aumento que corresponde aplicar. Sucede que la tarifa de referencia provincial esgrimida -que en Trelew se puso al cobro en 2015 y fue rebatida legalmente por lo que la cooperativa de esa ciudad debe devolver hoy dinero a sus usuarios- no especifica cuál es el plazo temporal que cubre la actualización de modo retroactivo
El dato es relevante en Comodoro Rivadavia ya que -como se dijo- fue la única ciudad de la provincia en aplicar el Fondo de Sustentabilidad, el que vigente hasta abril pasado debió bastar para absorber las diferencias salariales hasta esa fecha.
Asimismo, no está claramente fijado cuál es el impacto de la masa salarial en la tarifa, ya que en el pedido de aumento de la SCPL se toma como base que la mano de obra incide con el 50% del precio, pero las sugerencias del Ente de Control determinan que ese porcentual es sólo de un 30,33%. Establecer fehacientemente dicha incidencia resulta clave ya que el ítem salarial es el mayor costo del servicio y es justamente la paritaria la que motoriza el pedido de aumento.
Para poder establecer de modo claro y concreto esa incidencia, es necesario que la SCPL exhiba su estructura de costos y no solo se limite a plantear cuáles son los ítems que registraron subas.
Así, durante la reunión de comisión de ayer se planteó elevar una nota al Ejecutivo municipal englobando una serie de seis sugerencias del Ente de Control. Entre ellas, la central determina la firma de un convenio entre el municipio y la prestadora para fijar plazos y ejes de información con los que la SCPL deberá cumplir para poder efectuar el análisis tarifario concreto.
Es bajo ese paraguas que, cumpliendo los plazos sugeridos, el Concejo podría tener los dictámenes y despachos necesarios para decidir si cabe y en qué medida, un nuevo incremento en los servicios. En ese contexto, este será el análisis central durante las comisiones de receso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico