En el sur de Chubut hay 540 familias que construyen su casa con el PROCREAR

Según los datos oficiales emitidos por el Banco Hipotecario, entidad donde se tramita ese préstamo, en las localidades del sur de Chubut ya se iniciaron 540 obras financiadas con ese crédito por 379 millones de pesos. En Comodoro Rivadavia, la ciudad con mayor cantidad de beneficiarios por una lógica demográfica, 111 proyectos ya fueron terminados y otros 108 se encuentran en avance de obra.

El sueño de la casa propia es el anhelo de muchas familias, principalmente de aquellas que le quieren escapar a los onerosos gastos de alquiler y asegurar el futuro de sus hijos.
En Comodoro Rivadavia, como en el resto del país construir es complejo para cualquier familia tipo, principalmente por los costos de materiales, mano de obra (oscila en los $5.000 el metro cuadrado terminado) y lo dificultoso que resulta adquirir un terreno por precios de mercado muchas veces exorbitantes.
Por esa razón, en junio de 2012 desde el Estado Nacional se anunció la puesta en marcha de Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Unica Familiar (PRO.CRE.AR. Bicentenario), el cual tiene previsto otorgar 400 mil créditos.
Desde su lanzamiento miles de familias de Argentina se anotaron en cada uno de los sorteos, con la esperanza de ser uno de los beneficiarios de este programa, algo complejo, pero no imposible para aquellos que lograron reunir los requisitos. Entre ellos figura tener los servicios básicos de los terrenos donde sueñan construir su hogar, siendo quizás el más importante, junto al título de propiedad de la tierra, para quienes buscan créditos destinados a construcción de vivienda, una de las opciones además de "Ampliación" y "Construcción y compra de terrenos", que en esta ciudad no ha tenido buenos resultados por los costos de la tierra.
A tres años de la aplicación del programa los números son favorables, y solo la sucursal Comodoro Rivadavia del Banco Hipotecario, que tiene jurisdicción para esta línea de crédito en toda la región sur del Chubut, otorgó 540 préstamos por más de 379 millones de pesos. Así lo confirmaron a El Patagónico desde la casa central de la entidad bancaria.
Del total de estas obras, 209 proyectos -por 190 millones de pesos-, se iniciaron en esta ciudad y ya están construidas para ser habitadas 111 viviendas, mientras otras 108 están en ejecución. El resto de los proyectos se levantan en ciudades vecinas, como Rada Tilly, otro municipio que cobija un importante número de obras, luego le siguen Sarmiento y Camarones, entre otros poblados más pequeños.
Así en la actualidad el Programa de Créditos ya hizo posible el sueño de 311 viviendas en toda esta región sur, un número importante, principalmente para aquellos que lograron su sueño.
El maestro mayor de obra, Martín José D’Ana, quien fue tasador del programa, fue una de las tantas personas que trabajó en estos proyectos y consultado por El Patagónico dio su opinión sobre esta línea de crédito.
"En esta zona históricamente se han llevado obras de todo tipo, tanto industriales como particulares, pero considero que el programa ha masificado el acceso a la vivienda", explicó al ser consultado por este diario.
"En mi caso, cuando trabajaba se aprobaron el 100 por ciento de las obras que me tocó tasar. No he tenido casos que han sido rechazados y tampoco hay muchos, por lo general hay algunos que se les alarga el plazo, pero terminan bien", agregó.
"Entiendo que como programa ha sido un éxito porque le ha dado una solución habitacional a un montón de gente que por sus medios propios no iban a tener forma de concretarlo. En nuestra región la construcción está en un estándar de valor bastante alto, entonces es prácticamente imposible para el segmento medio", valoró, D'Ana quien fue tasador del Banco Hipotecario desde 2010 a 2014, cuando decidió dejar su puesto por la cantidad de obras que debía administrar en su labor privada.
Así como el profesional de la construcción considera exitoso este programa, algunos comerciantes también se mostraron a favor de esta línea de créditos, entre ellos Beatriz Dambroski de Oberá Amoblamientos, una mueblería fundada en 2013 que ha tenido un crecimiento sostenido ahora sobre la avenida Roca al 200.
"Hemos tenido muchas ventas en el último tiempo gracias a este plan. La gente le da bastante utilidad, considerando que piden el préstamo para construir su propia casa", explicó Dambroski.
"La gente construye mucho en Comodoro, lo que más encaran son las cocinas y después los placares, así van avanzando. Realmente hemos tenido muy buenas ventas hasta el mes pasado y siempre fueron creciendo. Es por el empuje laboral que hay acá, la gente piensa en tener su espacio y no tener que pagar”, subrayó.

NO TODO ES COLOR DE ROSAS
El ProCreAr realmente impulsa a la ilusión, con créditos que hoy ascienden a los $650.000 para una superficie de 120 metros cuadrados. Ofrece proyectos de viviendas preestablecidos para aquellos que quieren ahorrar en los onerosos costos que impone dibujar un plano y su aprobación, y un plan de pagos de 20 años, que sustituye tranquilamente lo que cualquier mortal paga en un alquiler medianamente cómodo.
Sin embargo, este monto fue creciendo, ya que en un inicio el programa emitía préstamos por un máximo de $350.000, con un valor de construcción del metro cuadrado que oscilaba entre los $3.100 y $5.200, muy diferente a los valores actuales que rondan los $5.500 y $10.000 por metro cuadrado.
Lo que genera el programa se puede ver claramente en las redes sociales, donde 205.136 personas siguen la fan page del Programa, realizando consultas, celebrando las inauguraciones de viviendas y soñando, porque también están esperando, tal como le pasa a Natalia.
En su caso ella ya gestionó el préstamo ante el banco luego de haber salido sorteada. Presentó los planos, la documentación necesaria que la habilita como postulante, cumpliendo los requisitos básicos que impone y ahora espera la respuesta final.
Mientras tanto sueña que el gobierno provincial realice la obra de gas para su barrio, tal está pautado y licitado, ya que al momento de comenzarse la obra su terreno deberá contar con todos estos servicios: luz, gas, cloacas y agua, requisitos indispensables para acceder al préstamo.
Según se pudo relevar esta necesidad de contar con todos los servicios y el título hoy se convierte en una de las principales inconvenientes que presenta esta línea de crédito, sobre todo por lo difícil que puede ser adquirir un terreno con servicios en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, ante la pasividad de los municipios.
Sin embargo, más allá de las dificultades a tres años de su inicio el programa ya logró brindarle una solución habitacional a más de 300 familias que pudieron cumplir todos requisitos, y mientras tanto otros 229, como Natalia, esperan la aprobación de su préstamo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico