En medio del conflicto en Pampa del Castillo arrancaron las paritarias de los petroleros

Los chubutenses solicitan una suma puente como en años anteriores. En Enap Sipetrol siguen los piquetes. Jorge Avila cumple en las negociaciones el doble rol de sindicalista y de presidente de Petrominera como socia en el área operada por la compañía chilena.

Los petroleros comenzaron las paritarias salariales en un clima de descontento por la baja de equipos, siendo el más reciente el conflicto con Enap Sipetrol en Pampa del Castillo. El sindicato plantea una suma puente, similar a la de años anteriores, hasta que las condiciones de mercado permitan establecer un porcentaje de incremento salarial.
Jorge Avila, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados, llevó esa propuesta en el marco de la ronda de conversaciones de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE), esta última criticada por impulsar el procedimiento de crisis.
El primer sindicalista que propuso un porcentaje fue el neuquino Guillermo Pereyra, referente con más de 35 años al frente de los petroleros que aspira a conducir la CGT nacional en las elecciones de agosto. El reclamo ronda el 40%, en tanto las operadoras piensan en un 30%. Todo el terreno potencial mientras siguen las conversaciones.
Sin embargo, todas estas discusiones se dan en un escenario conflictivo en Chubut. El presente es con la operadora Enap Sipetrol a la que acusaron de bajar dos equipos y así incumplir el acuerdo firmado hace un año para la extensión de la concesión.
Si la compañía propiedad del Estado de Chile no cumple con un mínimo de inversiones, que contemplan el sostenimiento de un número base de equipos de torre, la concesión no sería extendida por diez años. La posibilidad que suena fuerte, con la voz del sindicato y hasta del gobierno provincial, es la reversión del área.
Una curiosidad de este conflicto es el doble rol de "Loma" Avila. Si bien es el sindicalista al frente del conflicto con Enap Sipetrol, también es presidente de Petrominera que tiene un 12% del yacimiento Pampa del Castillo. Por lo tanto, debe defender a los trabajadores y pelearse con su socio en el emprendimiento.

CONFLICTO

En el área Pampa del Castillo-La Guitarra permanecen los piquetes por parte de operarios de SP y otras empresas de servicios. La modalidad implica cerrar el yacimiento aunque la producción de petróleo y gas continúa a través de los equipos automatizados, los que sin mantenimiento están a la deriva.
Enap Sipetrol todavía no expresó públicamente si la decisión de bajar de los dos equipos estaba programada para esta fecha o si tenía que ver con una situación más grave por el impacto de la crisis en la cuenca del Golfo San Jorge. Ayer estuvieron reunidos con el sindicato y pasaron a un cuarto intermedio hasta hoy.
Quienes tampoco comunicaron públicamente su situación ante este escenario complejo de la industria petrolera son las pymes. La Cámara de Empresas de Servicios Petroleros no ha dicho nada sobre el impacto de estos conflictos en sus socios. En sus oficinas del Barrio Industrial tuvieron un encuentro con el vicegobernador Mariano Arcioni con una conversación descriptiva pero sin definiciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico