Hirieron de gravedad a un joven y la bala le quedó alojada cerca de la aorta

Gonzalo Cárdenas tiene 20 años y anoche se encontraba grave tras haber recibido un disparo por la espalda.

Gonzalo Cárdenas tiene 20 años y anoche se encontraba grave tras haber recibido un disparo por la espalda. El ataque se produjo cuando arreglaba un auto afuera de la casa de familiares, en Lisandro de la Torre al 2.000. La agresión habría sido consecuencia de una pelea entre grupos rivales que se originó el sábado último.
Al cierre de esta edición, la policía de la Seccional Cuarta se encontraba abocada a identificar al autor del disparo contra Cárdenas, quien ayer a las 18:10 recibió un tiro cuando se hallaba en la vereda de la avenida Lisandro de la Torre 2015, casi Angel Velaz del barrio Quirno Costa.
Se trata de una zona muy transitada donde en esa cuadra funcionan distintos comercios. De acuerdo a la información policial brindada a este diario, el joven se hallaba junto a familiares arreglando un Renault 18.
Estaba junto a cuatro personas en momentos en que apareció un individuo que sería menor de edad. El atacante se acercó a Cárdenas y sin mediar palabra efectuó tres disparos, uno de los cuales le ingresó por la espalda.
Mientras el atacante escapaba, los familiares del herido lo cargaron en un vehículo y salieron por la avenida Estados Unidos rumbo a la guardia del Hospital Regional. Al mismo tiempo dieron aviso a la policía y un patrullero abrió pasó al rodado particular.
Los médicos detectaron que la bala le ingresó a Cárdenas por la zona del omóplato y quedó alojada a un centímetro de la aorta, la principal arteria del cuerpo humano.
Esa situación pone en riesgo la vida del herido. Por esa razón, los profesionales dispusieron el traslado del paciente a una clínica privada para ser sometido a estudios específicos para analizar si convenía una intervención quirúrgica. Fuentes oficiales señalaron que anoche era complicado el estado de salud del joven.
En cuanto a las razones del ataque se supo que un grupo allegado a Cárdenas mantuvo el sábado una pelea con otros individuos del sector por razones que se desconocen. Los enfrentamientos continuaron durante el fin de semana con ataques de piedras y corridas.
Incluso una Peugeot Partner que ayer estaba en la vereda de la casa atacada tenía el parabrisas trizado producto de una pedrada.
Anoche la policía tomaba entrevistas a los testigos del ataque y trataba de identificar al autor de los disparos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico