La central nuclear que se anunció en la Patagonia va a construirse en Río Negro

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilineck, confirmó ayer desde Beijing, donde se encuentra junto al presidente de la Nación, Mauricio Macri, que la quinta central nuclear de la Argentina se construirá en su provincia. El anuncio generó una inmediata reacción en Chubut, donde se aseguró que "se dará pelea" para que la misma no se habilite en Sierra Grande, a tan solo 80 kilómetros del límite norte con este provincia.

Desde China, el gobernador Alberto Weretlineck confirmó ayer que la quinta central nuclear de la Argentina se construirá en Río Negro y si bien no dio a conocer la localidad elegida, las posibilidades son Sierra Grande, General Conesa o Río Colorado.
La confirmación generó una inmediata reacción en Chubut, donde el gobernador Mario Das Neves había rechazado públicamente la posibilidad de que Nación impulse la nueva central nuclear en esta provincia, ya que hasta ayer el territorio chubutense era una de las alternativas que se manejaban, por el yacimiento de uranio Cerro Solo y las condiciones geológicas que se requieren para la construcción y puesta en marcha de este tipo de plantas.
La alarma surgió después que el lunes 8 de este mes, El Patagónico informó sobre la decisión que había adoptado el Gobierno nacional de que la quinta central se construya, con capitales chinos, en la Patagonia.
Después de los pedidos de informes de la senadora nacional Nancy González, del Frente para la Victoria, el gobernador Mario Das Neves dejó en claro que no quería la planta nuclear ni en Chubut "ni cerca", y comentó que la presencia de Weretilneck en la delegación que acompaña al presidente Mauricio Macri, era "una mala noticia".

EN 2020
Después que Weretilneck diera a conocer la noticia a través de su cuenta de twitter, el gobernador rionegrino confirmó la construcción de la central y dijo que la misma comenzará en 2020. En diálogo con LU19 de Cipolletti desde China, el mandatario rionegrino dijo que ayer se había firmado el convenio respectivo y que el mismo implica una inversión cercana a los 8 mil millones de dólares.
"En un acuerdo que se cerró esta mañana con la mayor empresa nuclear de China, la quinta central nuclear de generación de energía va a estar emplazada en Río Negro", explicó el titular del Ejecutivo provincial, quien aseguró que la construcción demandará cinco años y ocupará a unas 4.000 personas.
Si bien todavía no se dio a conocer la ubicación específica, la decisión del intendente de Sierra Grande, Nelson Iribarren, de que se asiente en su localidad generó la comentada reacción del gobernador Mario Das Neves y del intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre.

LA REACCION DE
LOS LEGISLADORES
El senador nacional por Chubut Somos Todos, Alfredo González Luenzo, aseguró ayer en declaraciones a Radio Del Mar: "Chubut dará pelea para que no se asiente cerca de la provincia".
"Tenemos historia en este tipo de rechazos a la energía nuclear", acotó. Y de inmediato recordó lo que sucedió durante la década del 80 con el No a Gastre, el lugar donde se quería construir un repositorio nuclear.
"Vamos a militar en esa postura porque, como dijo el gobernador con el tema minero, nada de este tipo de cosas se puede construir y habilitar sin licencia social. Estoy convencido de que la mayoría del Chubut y la Patagonia no quiere una central nuclear, y vamos a trabajar políticamente para que ello no ocurra o al menos no se instale cerca de Chubut", concluyó.
La diputada nacional Ana Llanos del Frente para la Victoria adelantó ayer que presentará un pedido de interpelación a los ministros de Energía y Minería, Juan José Aranguren y Medio Ambiente, Sergio Bergman.
"Esto que quiere hacer el gobierno nacional con el gobernador de la provincia de Río Negro es inaceptable. Instalar una central nuclear en el sur es sinónimo de destruir el medio ambiente y además, esto va a ir contra la integridad y la seguridad de las personas", aseguró la legisladora.
"Estamos ante un escenario desolador, ya que no tenemos información concreta pero sabemos que las intenciones están y que es muy seguro que el acuerdo se firme este miércoles y por eso, en caso de que esto suceda voy a pedir la interpelación de Aranguren y Bergman", dijo Llanos, antes de que el gobernador de Río Negro confirmara el acuerdo.
"Esta decisión pone en alerta a nuestra provincia ya que no sabemos si la instalación de la central nuclear puede llegar a tener propósitos ocultos que afecten a Chubut por su cercanía geográfica y eso no lo voy a permitir bajo ninguna circunstancia. Queremos información clara y no más reuniones a puertas cerradas", expresó la diputada.
"El Gobierno nacional solo tiene miradas hacia el sur cuando le conviene, y es por este motivo, que desde nuestro lugar tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para impedir que sometan las tierras, la naturaleza y la vida de las personas a un riesgo incalculable por hacer sus negocios", indicó la legisladora.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico