Las dos CTA convocaron a una jornada de lucha para el 4 de noviembre

Por su parte, el titular de la Asociación de Trabajadores del Estado, Hugo Godoy, sostuvo que el compromiso entre el Gobierno, las empresas y la CGT sobre un bono de fin de año no obligatorio tendrá "consecuencias negativas".

Las dos CTA, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la agrupación Barrios de Pie convocaron a una jornada de lucha para el 4 de noviembre tras una reunión en el hotel Bauen. La medida responde al reclamo de un bono de fin de año superior al de dos mil pesos, que el miércoles acordaron entre el Gobierno, algunas cámaras empresarias y la CGT.
"El bono es una sugerencia", declaró Hugo Yasky, titular de una de las dos centrales obreras. En referencia a la actitud de la CGT, agregó: "Sé que hay seccionales regionales que quieren participar" y recordó la movilización que hubo ayer en Córdoba.
"Hay una movilización y un cuestionamiento muy profundo de los trabajadores", afirmó.
"Consideramos la oferta del bono insuficiente, en cuanto al monto y la manera de implementarlo. Esa será una de las razones de nuestra convocatoria a un plan de lucha", señaló el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli.
Además, los dirigentes de ambas entidades sindicales negaron que el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, tenga previsto participar de la reunión.
"Este es un encuentro de las dos CTA y de las organizaciones sociales, la verdad que desconozco de donde salieron esas versiones", enfatizó Micheli.
Por su parte, el titular de la Asociación de Trabajadores del Estado, Hugo Godoy, sostuvo que el compromiso entre el Gobierno, las empresas y la CGT sobre un bono de fin de año no obligatorio tendrá "consecuencias negativas" para las negociaciones salariales del próximo año porque podría tomarse como referencia la inflación del primer trimestre de 2017 en vez de la acumulada del corriente año.
Para el dirigente, el principio de acuerdo de ayer "es grave" porque "con el bono (pautado en 2 mil pesos) se quiere convalidar lo que se perdió este año" que, para los estatales, fue "17 por ciento".
En este sentido, añadió, la negociación del miércoles en Casa Rosada "plancha y le pone freno a la discusión paritaria del año que viene" y dejó claro que ATE seguirá reclamando la reapertura de las negociaciones salariales de este año, debido a que la inflación acumulada hasta este mes superó el porcentaje de aumento acordado por algunos gremios en el primer trimestre.

CIERRE DE PARITARIAS
El Gobierno, la CGT y empresarios acordaron el miércoles habilitar una negociación de un bono base de 2.000 pesos no remunerativo para fin de año para trabajadores del sector privado, que no tendrá carácter obligatorio pero serviría para frenar el paro general. Además, el gabinete económico de Mauricio Macri apunta a que, de esta manera, se descomprima la discusión paritaria para 2017, y el monto a discutir arranque en cero.
Así lo hizo saber el titular de la cartera de Trabajo, Jorge Triaca, quien en declaraciones radiales sostuvo que en la negociación salarial de 2017 "se debe tener en cuenta la inflación de enero, febrero y marzo", próximos. "Que no pase como este año, que llevaron el arrastre de una inflación anterior", cuestionó.
"Para eso también se habilita este bono, para terminar de compensar el 2016", argumentó Triaca. El funcionario explicó que el monto es "un valor de referencia" para privados. Y agregó que el Gobierno "acompaña la idea" de recomposición del salario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico