Las plantas de agua se ubicarán en los barrios más afectados

Dos de las cuatro plantas potabilizadoras de agua que el Ejército puso en marcha en la ciudad para atender una de las consecuencias del temporal, comenzarán ser itinerantes por los barrios más afectados, como son Juan XXIII, Moure y 30 de Octubre. La intención es que el agua llegue directamente a los vecinos que hasta ahora tenían que cruzar media ciudad para acceder al líquido vital. Hoy también comienza el recambio gradual del personal del Ejército que está en la calle.

El titular de la IX Brigada Mecanizada, general Daniel Varela, confirmó ayer a El Patagónico que a partir de hoy dos de las cuatro plantas potabilizadoras de agua que el Ejército habilitó en la ciudad para atender una de las necesidades urgentes y diarias que dejó el temporal, dejarán de ser fijas y se habilitarán en distintos barrios.
La determinación del traslado de las plantas se adoptó luego de que, como publicó este diario el sábado, en las primeras jornadas de trabajo, pese a la necesidad existente, muy poca gente se acercó al Predio Ferial para buscar agua bebible.
“Las plantas se colocaron en los lugares que se consideraron que correspondía porque no hay que olvidar que desde el Predio salían los camiones con los alimentos para los centros de evacuados, y en esos mismos viajes se llevaba el agua. Ahora, como ya se está entrando en otra fase, lo que se resolvió es que las máquinas estén más cerca de la gente que necesita el agua”, comentó Varela.

POR LOS BARRIOS
Las plantas, en consecuencia y cumpliendo una tarea más potente y directa, se ubicarán alternativamente en los distintos barrios donde más se necesita el agua porque, pese a los trabajos realizados por la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), hay varios sectores de la ciudad todavía sin el servicio.
Los barrios donde se destinarán las plantas en primera instancia serán Juan XXIII, 30 de Octubre y Moure, por los que circularán los camiones y efectivos del Ejército que distribuirán el agua en cada una de las casas que lo requiera.
Las otras dos plantas seguirán funcionando de manera fija en Laprida, otro de los sectores más complicados, y en kilómetro 11, donde se atiende las necesidades de agua del personal del Ejército alojado en los cuarteles.

RELEVO DE TROPA
Hoy, por otra parte, también comenzará el relevo del personal del Ejército que llegó de otras localidades para cumplir funciones en Comodoro Rivadavia y atender en terreno las demandas de la ciudad y su gente tras el temporal.
“El relevo será gradual porque de ninguna manera se suspenderá el trabajo. La idea es que el personal que llegará de otras ciudades sea instruido por los que se quedan, con lo cual por un lado aseguramos el personal para la realización de las tareas y por el otro la capacitación y la transmisión del conocimiento logístico y del terreno”, explicó Varela.
De los 1.580 efectivos, unos 1.000 son de la guarnición local. El resto se completa con efectivos de Puerto Deseado, Sarmiento y Río Mayo, algunos de los cuales volverán mañana a sus destinos, en tanto que otros llegarán de los mismos para sumarse a la “trinchera” desde la que se combate a diario los efectos del temporal.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico