Multitudinaria marcha de la UOCRA por obras pendientes de Nación y Provincia

Más de 8.000 trabajadores de la construcción de toda la Cuenca del Golfo San Jorge marcharon ayer para entregar un petitorio en el Concejo Deliberante y en Petrominera, solicitando la reactivación de obras paralizadas por los gobiernos nacional y provincial. La movilización se extendió desde la sede de la calle Rawson por San Martín, con una columna que se extendió seis cuadras, haciendo sonar bombas de estruendo y entonando cánticos contra Mauricio Macri. Si no hay respuestas, en diez días volverán a marchar.

Minutos después de las 15, frente al edificio de Petrominera Chubut, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) dio por finalizada la movilización que se inició al mediodía en su sede gremial de la calle Rawson al 1.400. De allí marcharon por el centro de Comodoro Rivadavia, en defensa de los puestos laborales y la concreción de obras paralizadas que tienen pendiente los gobiernos provincial y nacional.
Más de 8.000 trabajadores de la construcción de Comodoro, Sarmiento, Río Mayo y Río Senguer participaron de la convocatoria, donde previo al inicio de la marcha el secretario Gremial, Raúl Silva, y su Adjunto, Rubén Crespo, anticiparon el reclamo.
Fue en este marco donde también pidieron que las operadoras dejen de fabricar equipos en otras ciudades ya que tranquilamente podrían realizarse en la zona, como sucede con los tanques de armado, cañerías, calentadores, separadores trifásicos y bifásicos.

RESPETAR LAS
FUENTES LABORALES
Minutos después, los trabajadores iniciaron la marcha por calle Alvear hasta llegar a la esquina con San Martín e iniciar el descenso hacia el centro de la ciudad. La larga columna se podía ver desde lejos, extendiéndose por más de seis cuadras, siendo escoltada por camionetas y vehículos de transporte de personal. Al frente, Silva y Crespo encabezaban la caravana en una Toyota Hilux violeta.
La marcha se realizó en forma pacífica y en el Concejo Deliberante, luego de pasar frente al Municipio, tuvo su primera parada, mientras los trabajadores cantaban contra el gobierno de Mauricio Macri y el Sindicato de Obreros Unidos de la Construcción (SOUCH) de Chubut que conduce Daniel Ojeda.
Allí esperaban los concejales de los tres bloques políticos que integran el recinto, quienes escucharon el reclamo encabezados por el viceintendente Juan Pablo Luque.
El presidente del Concejo Deliberante recibió en manos de Silva el petitorio que será entregado al intendente, Carlos Linares, quien ayer se encontraba en Buenos Aires.
En el mismo se mencionaron las obras de la Ciudad Judicial, los Centros de Encuentro, el Hospital Alvear, el Canal de la avenida Quintana, el Colector Sur, viviendas, el Estadio del Centenario, el acueducto, el Camino de Circunvalación, el aeropuerto, el aterrazamiento del Chenque, el gasoducto General San Martín y el edificio del SEDRONAR. También se solicitó la responsabilidad de las operadoras que ante la crisis petrolera continúan trayendo trabajos terminados de otras ciudades, lo que oscurece aún más el panorama laboral.

UN PLAZO DE DIEZ DIAS
El pedido que afirma que avanzar con estos pedidos generaría 1.500 puestos laborales fue bien recibido por los concejales, quienes se comprometieron en avanzar en diferentes gestiones.
De esta forma, hoy en la sesión del Concejo Deliberante se anunciarán dos expresiones de deseos: la primera solicitando que el Gobierno Nacional devuelva montos de la Coparticipación Federal de Impuestos y la segunda pidiendo por el reinicio de obras provinciales y nacionales que están paralizadas.
Además, se analizará la posibilidad de crear legislación específica a nivel provincial para garantizar la protección de la inversión local y los puestos laborales. Así lo confirmó a El Patagónico el propio Luque, quien sostuvo que en los próximos días se pedirá una reunión con diputados del Frente para la Victoria (FpV), que a priori se muestran más dispuestos a transmitir las demandas laborales a los titulares de los poderes Ejecutivo de Nación y Provincia.
Luego del paso por el Concejo Deliberante, la convocatoria continuó hasta Petrominera, donde fueron recibidos por el gerente general, José Luis Esperón, como última medida de esta convocatoria que fue celebrada por los propios trabajadores.
“Ha sido un éxito para nosotros. Hemos logrado realizarla con mucha paz y muy tranquilos. Los concejales entendieron nuestra preocupación y hubo un compromiso de crear nuevas leyes para que nuestro trabajo quede acá, así como lo tiene Neuquén”, sostuvo Crespo, quien confirmó que se dio un plazo de diez días para tener respuestas. De lo contrario, se volverán a manifestar por la ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico