Protesta de la Orquesta Infanto Juvenil de El Hoyo contra su cierre

El sábado presentó un concierto pidiendo por la continuidad y regularización del programa, ante un clima de incertidumbre por la falta de novedades sobre los contratos que sostienen el programa.

Con una protesta musical, el sábado la Orquesta Infanto Juvenil del Bicentenario de la localidad de El Hoyo pidió certezas respecto de su continuidad. El público que asistió le dio un aplauso de pie por la continuidad del programa que nació con el gobierno nacional y que a partir del nuevo escenario nacional pasó a depender del Estado provincial.
A cuatro meses de iniciado el año, esta orquesta sigue tocando pero lo hace en un clima de incertidumbre teniendo en cuenta que hasta el pasado fin de semana, ni su director ni los profesores tenían novedades sobre sus contratos. El reclamo es que el programa tenga continuidad y no cierren la actividad de la orquesta.
La orquesta infanto juvenil presentó un concierto en el auditórium municipal de la Casa de la Cultura, ante una sala colmada de espectadores que ovacionaron a los integrantes del grupo que dirige Sebastián Guenov, de reconocida trayectoria en Comodoro Rivadavia.
Al grupo lo componen 45 niños y adolescentes y los docentes Eugenia Sosa (integradora), Quito Monti (de lenguaje), Melina Bachman (flauta), Clare Vaughan (clarinete), Juan (trompeta), Nicolás Díaz (trombón), Mariana Morgante (percusión), Facundo Martin (violín y viola), Osvaldo Aguilera (cello) y Fernando Romanelli (contrabajo).
Con la dirección de Guenov, la orquesta cuenta con el apoyo, entusiasmo y espíritu solidario de estudiantes, profesores y padres; también fue declarada de interés municipal, por considerarse muy importante para la comunidad. El concierto del sábado fue un escenario musical pidiendo por la regularización y continuidad de la orquesta del bicentenario de El Hoyo y todas las del país.

EXCLUIDOS
El programa nació con el objetivo de garantizar derechos de inclusión, el derecho a la música, la enseñanza y la posibilidad de acceder a todos los niños y jóvenes a vivir la experiencia y el aprendizaje de instrumentos para muchos inalcanzables.
"Este programa hizo que dichos instrumentos dejaran de ser parte de unos pocos o de la elite, pasando a sonar en todas las escuelas públicas, posibilitando a los chicos acceder a la enseñanza, partiendo desde el concepto de que todos puedan aprender y hacer música", indicaron en la presentación del fin de semana.
Si bien la incertidumbre sobre la continuidad fue expresada como latente por los maestros y familias de la orquesta, se estima que por ser la misma una amplia herramienta de inclusión, equidad y enseñanza, el programa contaría con el apoyo del Ministerio de Educación y Secretaría de Cultura del Chubut.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico