Roban unas 40 armas en violento asalto a una familia en la calle Ramos Mejía

Al menos seis delincuentes protagonizaron un golpe comando en un domicilio de un coleccionista de armas que reside sobre la calle Ramos Mejía al 300, a media cuadra de la avenida Yrigoyen. El propietario que estaba junto sus hijas y otros familiares fue golpeado y tuvo que ser hospitalizado. La policía anoche mantenía una consigna en el domicilio donde se introdujeron los sospechosos. Lograron detener a un menor de edad y recuperaron siete armas.

La jurisdicción policial de la Seccional Segunda, a cargo del comisario Fernando Mora, sufrió anoche un duro golpe delictivo perpetrado por al menos seis delincuentes a cara descubierta. Actuaron con inusitada violencia para apoderarse de unas 40 armas de colección, dinero y otros elementos de valor.

Al parecer, los ladrones tenían planificado el atraco y conocían que el propietario del domicilio es un coleccionista de armas. Eran las 20:30 de ayer cuando los integrantes de la familia estaban por dirigirse a Rada Tilly, pero momentos antes ingresaron por la fuerza los delincuentes.

Según los datos recabados por El Patagónico en el lugar del robo, los individuos patearon la puerta a la altura de la cerradura y lograron forzarla para acceder a la casa. Al propietario que estaba junto a su esposa y sus tres hijas lo golpearon de un culatazo en la cabeza y le exigieron que entregara todas las armas.

Su esposa les pidió a los delincuentes que por favor "no le hagan nada a la familia y que se lleven todo lo que quisieran". La misma víctima comentó a este diario que eran entre seis y ocho individuos entre 15 y 30 años que actuaron a cara descubierta.

Minutos después del robo, mientras una de las nenas lloraba por la situación vivida, su padre era asistido por los médicos del Hospital Regional que lo trasladaron a la guardia para descartar lesiones en la cabeza.

¿Cómo protegés tu casa de robo...

Su esposa describió como "una tragedia" el violento momento vivido en el interior del domicilio de dos plantas. El lugar cuenta con alarma y cámaras de seguridad, pero los delincuentes habrían estudiado todos los movimientos para garantizar su impunidad.

Los asaltantes se alzaron con dinero, unas 40 armas y otros elementos. Los primeros efectivos que actuaron resguardaron la casa y pidieron a los integrantes de la familia que retiraran a las niñas para poder efectuar las tareas de peritaje y levantamiento de huellas en el interior de la misma.

En forma paralela fueron alertadas las restantes comisarías de Comodoro Rivadavia dado que los ladrones se escaparon a bordo de un vehículo color bordó. El mismo ya había sido identificado por la policía y se conocía quién sería su propietaria, una conocida mechera.

Rápidamente las actuaciones policiales dieron sus frutos y anoche los efectivos de la Seccional Séptima montaron un operativo en el barrio Máximo Abásolo. En un domicilio de la calle Ramón Lorenzo casi O'Donell interceptaron a uno de los sospechosos, menor de edad. Su padre es un conocido delincuente. Al adolescente le secuestraron siete armas de fuego frente a su casa, precisaron fuentes oficiales.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico