Se presenta en Comodoro el libro que muestra los incendios en Cholila

"Entre Nubes de Humo"Crónica de un Vuelo" fue escrito por Daniel Roy Wegryn y fotografiado por su hijo Pablo. Durante el incendio del verano de 2015, ellos sobrevolaron la zona para colaborar con las fuerzas vivas que intentaban sofocar el siniestro. "Fue una gran angustia por el amor que le tenemos al lugar verlo consumirse por el fuego", señaló Daniel en diálogo con El Patagónico, al recordar el incendio que destruyó 41.000 hectáreas y un bosque milenario donde coexistían diversas especies.

Daniel Roy Wegryn (58) es aviador, técnico en piscicultura y propietario de una hostería en Cholila, donde vive junto a su esposa e hijo Pablo (27), una bióloga y un fotógrafo con quienes comparte el amor por este paraíso patagónico.
Ambos hombres fueron testigos directos del incendio que en verano de 2015 afectó la zona, destruyendo en 45 días -desde el 15 de febrero, cuando se vio la primera columna de humo, hasta el 1 de abril cuando una lluvia terminó sofocando el siniestro- 41.000 hectáreas de un bosque nativo milenario.
Parte de esta historia es la que contarán mañana a las 11 en el Aeroclub de Comodoro Rivadavia cuando presenten oficialmente el libro “Entre Nubes de Humo–Crónica de un Vuelo”.
Ayer desde Cholila, Daniel dialogó con El Patagónico. El referente turístico se mostró feliz de llegar a Comodoro Rivadavia para presentar el libro que tiene por objetivo ayudar a no olvidar.
"Fue la mayor tragedia ambiental de la Patagonia por la superficie y el valor de las especies afectadas, algunas de alta conservación como el alerce y el huemul y la pérdida importante de caña colihue que justo ese año 'semilló’".
"Por otro lado, fueron los incendios más agresivos con altísimas temperaturas, tormentas de fuego, provocando rayos y truenos que generaban nuevos incendios. Superó cualquier medida de contención”, recordó.

RECUPERAR EL BOSQUE
Según contó Daniel, la idea de escribir el libro surgió a partir de toda la documentación que reunieron durante lo que fue el incendio. Es que junto a su hijo todos los días sobrevolaron la zona ayudando a las fuerzas vivas que intentaban sofocarlo, realizando un relevamiento de las áreas afectadas y detectando nuevos focos.
Toda la documentación reunida durante esos días de angustia -tal como describe- y la aparición de nuevos focos de fuego durante el último verano, lo impulsaron a darle forma al libro. También con el objetivo de concientizar sobre la importancia del cuidado del bosque, exhibiendo la destrucción del fuego a su paso.
“Fue una gran angustia, por el amor que le tenemos al lugar, verlo consumirse por el fuego. Imagínate que esos bosques son milenarios y en 45 días los destruimos”, contó.
"Ambos vivimos ahí, ambos volamos, ambos queremos el lugar y lo sufrimos. Aún las causas del incendio están en investigación, hay varias hipótesis, pero por la zona donde se inició es muy poco probable que haya sido por descuido o intencional. Nos inclinamos más por una causa natural porque se inició arriba de un cerro y es muy típico también cuando se inician desde rayos”, explicó.
La publicación que a modo de crónica reúne relatos del siniestro, fue declarada de interés legislativo por la Cámara de Diputados provincial. Por esta razón, mañana el vicegobernador Mariano Arcioni quien le entregará la resolución a los Wegryn.
En este marco, también se presentará el plan de reforestación y recuperación de bosques que realizan en forma conjunta vecinos, escuelas de la zona e investigadores del Conicet. El mismo tiene por objetivo recuperar el bosque a través del trabajo conjunto.
Para poder llevar a cabo este ambicioso plan, en octubre pilotos de Uruguay, Chile y Brasil llegarán a la zona para realizar un bombardeo de semillas en el área quemada con plantas nativas para que vuelvan a reverdecer la zona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico