Tras 6 horas de audiencia imputaron a los policías y extranjeros vinculados con una asociación ilícita

La causa que tomó estado público el lunes tras la detención de un oficial de policía y de dos extranjeros en Comodoro Rivadavia más la requisa en el despacho y en el domicilio particular del jefe de la Unidad Regional de Trelew, Alejandro Pulley, se formalizó judicialmente ayer tras seis horas de audiencia. La juez natural del caso autorizó la declaración de causa compleja y otorgó un año de investigación. Además, dictó tres prisiones preventivas y medidas sustitutivas para el comisario mayor. En la causa hay un prófugo y en total son 16 personas las investigadas por asociación ilícita.

La audiencia de control de detención y apertura de la investigación contra el comisario mayor, Omar Alejandro Pulley (50); el oficial ayudante Pedro Daniel Lázaro Benítez (29); la mujer de nacionalidad paraguaya, Guillermina Ferreira Almada (34) y el ciudadano colombiano, Juan Carlos Cuellar Gamboa (30), se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia desde las 13 y se extendió hasta las 19.
El acto fue presidido por la juez penal, Daniela Alejandra Arcuri, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por los fiscales generales Camila Banfi y Martín Cárcamo, quienes estuvieron asistidos por los funcionarios Cristian Olazábal, Lorena Garate y Cristian Ovalle.
Los imputados, en tanto, recibieron la asistencia técnica del abogado particular Matías Cimadevilla, quien junto a su asistido Pulley participaron por medio de videoconferencia desde Trelew. Los defensores públicos Viviana Barillari, Lucía Pettinari y Esteban Mantecón representaron a Cuellar Gamboa, Ferreira Almada y Benítez, de manera respectiva.

IMPUTACION
La fiscalía separó en dos partes los delitos principales. Por un lado los que tienen que ver con la asociación ilícita y por el otro los de refieren a la facilitación de la prostitución y su explotación económica. Además, incluyó el de cohecho que involucra al policía de mayor rango que existe en la causa, solicitándose la declaración de asunto complejo, lo cual otorga un plazo más extenso de investigación, pudiéndose tomar un año y más.
A todo esto, hay que saber que en total son 16 las personas que están siendo investigadas y que la causa posee cuatro cuerpos, dado que se inició en setiembre de 2014 y tramitó también en el Juzgado Federal, desde donde se declaró su incompetencia. En tanto que la Justicia Ordinaria tomó vista del caso a partir de agosto del año pasado.
En cuanto a la asociación ilícita se ubicó a Cuellar Gamboa como jefe de la misma, mientras que a la mujer se le atribuyó el carácter de organizadora, y al oficial Benítez como integrante.
Una multiplicidad de delitos fueron detallados a lo largo de las seis horas de audiencia, como la sustracción de automotores, la adulteración de documentos públicos, falsificación de documentación, cohecho, facilitación y explotación de la prostitución, entre otros, que justifican la calificación de asociación ilícita.
Según la parte acusadora, mientras el comisario Pulley se encontraba al frente de la Seccional Primera de Comodoro Rivadavia les brindaba protección a Cuellar Gamboa y Ferreira Almada. A esta última se le atribuyó el delito de cohecho activo, mientras que al comisario el delito de cohecho pasivo en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público. La mujer le pagaba 5.000 pesos por mes y al menos en dos oportunidades le giró el dinero por encomienda cuando el comisario fue trasladado a Puerto Madryn.

DESCARGO
Los defensores, públicos y privado, se opusieron a la apertura de la investigación con las calificaciones propuestas por la Fiscalía y cuestionaron la falta de precisión y coherencia en el relato de los hechos, como así también la declaración de asunto complejo.
En el caso de Pulley accedió a declarar y a mitad de la declaración la defensa y la fiscalía pidieron que se desaloje la sala de periodistas y policías, en virtud de la información sumamente sensible que aportó y en la que dejó entrever que es víctima de una especie de interna policial. Es que se defendió de los incumplimientos de funcionario público, sobre lo cual dijo que fue él el primero en denunciar los hechos investigados y otros tantos que tiene documentado y que nunca llegaron a la Justicia, por lo que entiende saldrán a la luz en este investigación.
En honor al expreso pedido de la juez natural de la causa a este medio y en procura de no entorpecer la investigación, se mantendrán en absoluta reserva los pormenores brindados en ese contexto.
Mientras, el ciudadano colombiano también accedió a declarar a pesar del reiterado pedido de su defensa para que no lo hiciera durante la apertura de la investigación. Cuellar Gamboa se desligó de todos los delitos que se le atribuyeron y afirmó que trabaja desde las 8 de la mañana hasta la noche. Dijo que mucha gente en Comodoro Rivadavia, donde vive hace una década, lo conoce por sus trabajos de construcción en seco y pintura. También negó conocer a César "Chatrán" Hernández y dijo que este le vendió a un amigo suyo una camioneta que luego descubrieron que había sido alquilada en otra ciudad.

RESOLUCION
La juez Arcuri finalmente resolvió declarar legal las detenciones y no hizo lugar a la apertura de investigación contra Ferreira Almada en lo concerniente al delito de organizadora de asociación ilícita, no obstante formalizó la imputación por facilitación y explotación económica de la prostitución y cohecho activo.
Cuellar Gamboa fue imputado como jefe de una asociación ilícita -por los hechos que se investigan entre 15 de setiembre de 2014 hasta el 2 de julio de este año- y facilitación de la prostitución.
Pulley resultó imputado por cohecho pasivo en al menos cuatro hechos e incumplimiento de los deberes de funcionario público. En tanto que Benítez quedó imputado por el delito de integrante de asociación ilícita e incumplimiento de los deberes de funcionario público.
La juez dictó medidas de coerción para todos, aunque dos de ellas morigeradas: el comisario Pulley no podrá salir de Trelew y tampoco deberá acercarse a los testigos, ni a los policías que investigaron el caso estos casi dos años. En tanto que la mujer fue beneficiada con arresto domiciliario por encontrarse embarazada. Mientras, el oficial Benítez y Cuellar Gamboa permanecerá con prisión preventiva por tres meses. El caso finalmente fue declarado complejo y la Fiscalía tiene un año para investigar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico