A 17 años de la desaparición de Iván Torres

Iván Eladio Torres desapareció el 2 de octubre de 2003 después de ser detenido por la policía de la Seccional Primera en la costanera de Comodoro Rivadavia.

A pesar que hubo policías condenados, la Corte Interamericana de Derechos Humanos “le ordena al Estado que se establezca líneas claras de investigación y que se ataque al pacto de silencio policial”, afirmó la abogada de María Millacura.

Aunque no hay cifras oficiales sobre desapariciones forzadas en democracia, “sabemos que son muchas familias que buscan a sus desaparecidos en distintas provincias argentinas. No inician su duelo, esperando un regreso milagroso ante policías impunes, justicia durmiente, medidas para atender desapariciones en dictadura y negarlas en democracia”, analizó Alejandra Gonza, la abogada de María Millacura.

La madre de Iván y su hermana Valeria “llevan 17 años buscándolo, luego de que la policía chubutense lo desapareciera el 2 de octubre 2003 durante el gobierno de Néstor Kirchner”.

El entonces Presidente recibió a María y prometió encontrarlo. En 2011, con Cristina Kirchner en el poder, la familia logró una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por su desaparición, pero la Presidenta nunca recibió a María.

En mayo de 2019, en el marco de una audiencia sobre cumplimiento de sentencia ante la Corte Interamericana en Argentina, “recorrimos los pasillos del Museo Memoria de la ESMA. María preguntó: ¿Dónde está la foto de mi hijo? Solo encontramos afuera el mural de Julio López, otro desaparecido en democracia. Con pesar María pidió una foto y dijo que ahí debería estar el retrato de Iván”, recordó la abogada.

La familia de Iván no desiste y la indiferencia no la detiene. Ya con Alberto Fernández como Presidente, obtuvo una nueva resolución de la Corte Interamericana que declara el incumplimiento del deber de reparar, investigar, sancionar a los responsables y de buscar a Iván.

La Corte Interamericana “le reclama a Argentina que en el añejo proceso penal por la desaparición forzada de Iván, a pesar de condenar a dos policías, no haya determinado quiénes son los autores materiales e intelectuales ni qué pasó con Iván. El fenómeno de desaparición forzada requiere participación y encubrimientos a los más altos niveles de poder. Murieron testigos claves en circunstancias sospechosas y los vivos viven hostigados”, describió Gonza.

Las condenas simbólicas sin detenciones ni verdad no alcanzan. La Corte le ordena al Estado Nacional que se establezca líneas claras de investigación y que se ataque “al pacto de silencio policial”, impulsando resultados en otras investigaciones administrativas, expedientes de búsqueda y juicios pendientes que podrían contribuir a su esclarecimiento.

FALLO RECIENTE

La Defensoría General de la Nación, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, se integró como representante de las querellantes María y Valeria en los juicios pendientes.

En el litigio internacional se hicieron patentes las falencias de la Justicia, del Sistema Federal de Búsqueda (SIFEBU) y del programa BUSCAR para atender el fenómeno de las desapariciones forzadas en democracia. “Hay desconexión clara con las víctimas. Así no encontrarán a Iván”, apuntó la defensora.

La resolución le requiere al país que diseñe un plan integral de búsqueda con posibles líneas de investigación e incluya el contexto de la desaparición de Iván, la “violencia policial contra jóvenes en pobreza”.

La búsqueda debe hacerse con los familiares “procurando su presencia y teniendo en cuenta sus peticiones. Entre ellas, que se conforme un equipo de trabajo interinstitucional, se realicen peritajes independientes y se trabaje científicamente con un perfil genético, fotográfico y dactiloscópico de Iván ¿Cómo es posible no contar aún con un cotejo con todos los NN del país?”, interrogó la abogada.

El Estado “incumplió con la sentencia de la Corte Interamericana”. Por ello, la resolución en el caso de Iván “necesita de clara voluntad política al más alto nivel y así salir de la retórica de derechos humanos a una práctica consecuente. La familia de Iván así lo espera”, finalizó Gonza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico