A un año del desastre, "las autoridades nunca se ocuparon"

Se cumple un año del desastre climático que vivió Comodoro Rivadavia y los vecinos del barrio Pueyrredón todavía no se recuperan del impacto emocional y las pérdidas que padecieron durante el temporal. "Acá nunca nadie apareció, ni en aquel momento ni ahora, no hicieron nada como no lo han hecho en toda la ciudad" aseguran los habitantes.

Los 300 milímetros de acumulación de precipitaciones en la ciudad produjo el colapso del sistema cloacal, roturas en las redes de gas y agua potable y severas inundaciones que dejaron casas bajo el lodo, destrucción de vehículos y miles de evacuados y autoevacuados que tuvieron que abandonar sus hogares, así como dos víctimas fatales.

LA HISTORIA DE ANGELICA Y SU FOTO

Angélica y Orlando, son una pareja de ancianos, que durante la primera tormenta sufrieron la inundación de su vivienda en el barrio Pueyrredón, sobre la calle Dr. Tejo, entre La Gaceta y La Razón.

foto con roman .jpg

Su emotiva historia en medio del drama de aquel 2017 se hizo viral porque Angélica- fanática hincha de Boca Juniors - mientras veía cómo se le inundaba su casa rescató su foto más preciada en la que aparecía con el ídolo xeneize: Juan Román Riquelme.

Guillermo fue uno de los vecinos y amigos que ayudó a estos vecinos desde un primer momento y viralizó en Facebook la historia.

“En este momento esa foto es un tesoro muy grande" expresaba hace un año ante El Patagónico Angélica quien hoy entrevistada por este mismo medio manifestó que aun sueña con volver a encontrarse con el exenganche de Boca y la Selección Argentina. “Todavía espero el mensaje; un solo hola Angélica”.

Embed

“NO HAY UN MOMENTO EN QUE NO RECUERDE ESE DIA”

Los ancianos con ayuda de sus familiares, amigos y vecinos regresaron al hogar 45 días después del desastre y hasta hoy continúan recuperando su casa, como muchos de sus vecinos.

Tardamos un mes y medio en volver, arreglamos las paredes y piso, pero todavía nos queda acomodar afuera” manifestó Angélica con angustia.

Estamos como en una meseta en la parte emocional. Uno recuerda y surgen los por qué, la bronca, después decís; por lo menos estamos en la casa”.

Sin embargo aseguró que, como tantos vecinos de Comodoro Rivadavia, desde aquel temporal no recibieron ningún tipo de asistencia por parte de las autoridades municipales.

“Nunca nadie apareció, todo sigue como estaba entonces, con las calles sucias, no han hecho nada de nada como en toda la ciudad, eso lo peor porque es una ciudad abandonada” señaló “ni se ocuparon ni se ocupan ahora, si vuelve a pasar esto vamos a estar peor que antes, es como ponerse en manos de Dios”.

"No pasa un momento en que no me acuerde, pero cambio el chip y sigo. Fue horrible y no se cómo sacamos fuerzas en ese momento, son situaciones límites y gracias a Dios y a la ayuda de mi hija, vecinos y amigos salimos adelante” finalizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico