Abusaron de una menor en Paso de Indios y tuvo que viajar hasta Trelew para denunciar

Durante los festejos por la Primavera y el Día del Estudiante una chica de 16 años fue golpeada y abusada por un mayor. El caso fue considerado violencia de género en el pueblo y recién con el traslado de la víctima a Trelew permitieron la denuncia por abuso sexual. El caso generó decenas de críticas, una movilización y una aclaración por parte del personal policial que intervino.

Un hecho lamentable y que tiene en vilo a la comunidad de Paso de Indios ocurrió el viernes 21 de septiembre último en esa localidad: una menor fue secuestrada, abusada y golpeada por un individuo de 19 años. El agravante es que la institución policial no quiso tomar la denuncia que la familia de la joven pretendió radicar. Finalmente tuvieron que viajar a Trelew, donde denunciaron lo sucedido en la Comisaría de la Mujer y se pudo cumplir con el protocolo respectivo.

El caso se dio a conocer a través del Suplemento “Meseta & Comarca” que en dialogo con la familia de la menor graficó el lamentable derrotero que tuvo que atravesar para dar cuenta del abuso sufrido cuando el abusador seguía libre por las calles de Paso de Indios.

Ayer aprovechando la movilización de autoridades provinciales al pueblo, un grupo de vecinos con pancartas pidió justicia por la joven abusada y medidas contra el abusador que sigue libre. La marcha además cuestionó la falta de una atención orientada a la mujer víctima de abuso y se confirmó por lo menos a decir de los allegados que el caso implicó acceso carnal.

EL HECHO

Todo ocurrió el viernes 21 de septiembre, alrededor de las 18 horas, cuando la jovencita, luego de disfrutar de la Estudiantina realizada en la Escuela 777, fue interceptada por un conocido suyo, que la venía amenazando vía telefónica y por las redes sociales. La joven, que es menor, no quiso contar a su familia sobre este acoso y amenazas, que se venían produciendo desde hace un tiempo.

Asimismo, contaron los familiares que la chica tuvo un vínculo efímero con el agresor, y cuando ése terminó, habrían comenzado las amenazas. La joven fue secuestrada, llevada por la fuerza a la vivienda del joven, quien la golpeó con violencia, usó cuchillo para infringirle unos cortes y abusó de ella. La chica pudo escaparse a la madrugada y allí contó a su familia lo ocurrido.

LA VERSION POLICIAL

Las autoridades policiales confirmaron la toma de las respectivas denuncias, primero en Paso de Indios, en un aparente caso de violencia de género y la posterior ampliación de la carátula, ya en Trelew.

La jefa de la Comisaría de la Mujer de Trelew, Laura Mirantes, relató que en primera instancia “tomamos conocimiento que había una chica golpeada, con lesiones de importancia, que venía de Paso de Indios y con esto niego que no se haya querido tomar la denuncia en Paso de Indios. De hecho la denuncia se tomó el 21 de septiembre a las 15:25 hs en sede de esa comisaría y ellos nos notifican que posiblemente esta chica venga a la zona”.

La comisario Mirantes agregó que una vez constituidos “en el Materno (Centro Materno Infantil) y bajo indicaciones de una funcionaria fiscal es que se dispuso una pericia ginecológica. También las lesiones que se habían dado a conocer en primera instancia estaban visibles como un golpe en la cabeza. Además se secuestraron, con personal de Criminalística, las prendas de vestir que tenía en el momento del hecho”.

La funcionaria policial ratificó que “puedo desmentir a quienes dicen que no se quiso tomar una denuncia porque tengo la documentación donde consta la denuncia que hizo el padre. Sí es cierto que habla de retención y lesiones. En la primera denuncia no se habla de abuso sexual. Cuando me hago cargo del procedimiento nos encontramos con el hecho del abuso sexual”. En función de ello es que Mirantes hizo un llamamiento a “no sentir vergüenza por denunciar. Es importante que estos casos se traten con premura y que se denuncie sin temor a que sea la figura máxima del delito. Hay mucho pudor y más en lugares donde se carece de información, pero la denuncia es el primer paso para solucionar un montón de cuestiones que quizás vienen soportando desde hace mucho tiempo”. Otro tema es “que no se hagan públicos los casos porque terminan haciendo un daño mayor a la víctima. Eso termina revictimizando a quien sufre el hecho. Nosotros buscamos el trato en primera instancia con el Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito, que es la primera persona en atender y socorrer. Acá se cumplieron y se garantizaron todas las instancias de protocolo que se utilizan en los casos de abuso, llámese simple o con acceso carnal”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico