Actividad de agencias de viaje cayó un 80% en Comodoro

Así surge al comparar 2020 con 2019. Las ventas de pasajes y combos para viajar se encuentran en un estado delicado. Consideran que cerrar las fronteras será un "golpe durísimo", pero que esperan que sea por un tiempo corto.

El regreso de argentinos desde el exterior preocupa a las autoridades sanitarias debido al contagio de nuevas cepas de coronavirus. La segunda ola es una peligrosa posibilidad que comienza a ser una realidad. Es por eso que, por estos días, se evalúa el cierre de fronteras. Esta decisión afecta directamente a las agencias de viaje. “Es realmente gravísimo porque la expectativa que hay con esta nueva ola es peligrosa”, lamentó Guillermo Schneider, presidente de la Asociación Patagónica de Agencias de Viajes y Turismo, en diálogo con El Patagónico.

“Estamos trabajando duro con estos temas para ver si esto puede durar lo menos posible porque esto va afectar enormemente a la actividad turística”, aseveró Schneider.

El temor por el cierre de fronteras generó que muchas personas cancelen sus viajes previstos para pasar el fin de semana largo por la conmemoración de Pascuas. “En esos días había salidas importantes para todos los lugares, pero ya no se pueden hacer, la programación se complica. El cierre de fronteras significa que nadie sale ni nadie entra. Es doble el prejuicio y la gente toma recaudos”, afirmó.

Schneider como los otros titulares de agencias de viajes se mantienen cautos a la espera de novedades. “En los próximos días se verá, pero es una realidad que debemos protegernos de la segunda ola con la llegada de los días más frío”, afirmó.

UNA CAIDA DEL 80%

El presidente de la Asociación Patagónica de Agencias de Viajes y Turismo aseguró que el sector estaba mejorando y se estaban generando cosas interesantes. “Nos queda la expectativa de potenciar lo local, con la pandemia hemos generado vacaciones en su lugar y nosotros desde acá tenemos una oferta enorme para que la gente venga a vacacionar en esta región. Las agencias de Comodoro nos hemos puesto de acuerdo y hemos hecho circuitos prácticamente semanales para que la gente pueda aprovechar los atractivos nuestros en la región”, describió.

“Buscamos hacer que la gente vacacione en su lugar. Se hace en todo el mundo y acá también lo hacemos. Tenemos que aprovechar todo lo que es local porque tenemos una oferta gigante”, subrayó.

Pese al entusiasmo y las ganas del sector, la actividad continúa muy por debajo de los valores esperados. “La demanda cayó enormemente. Más o menos ha caído en un 80% con respecto al 2019. Esa caída se notó y ahora que subió un poco nos encontramos con esta posibilidad. Las intenciones eran para hacer turismo interno y para que la gente se anime a salir. Ahora estamos desanimando a todos porque hay un nuevo peligro latente”, determinó y manifestó: “lo único que bregamos es que esto sea corto y no sea muy largo para que podamos seguir trabajando”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico