Alberto Fernández plantea que el problema no es la herencia recibida, sino el heredero

El exjefe del Gabinete de ministros de Néstor Kichner y del primer año del gobierno de Cristina Fernández solicitó ayer "una urgente reacción" del Gobierno nacional que "no puede seguir conduciendo al país y a su economía de esta manera", cuestionó. El dirigente participó ayer en Comodoro Rivadavia del encuentro del Bloque Patagónico contra el Ajuste en calidad de "escucha" y de consejero. "Lo que hoy pasa en la Argentina no es consecuencia de la herencia recibida, sino de las malas y desafortunadas decisiones del heredero", disparó.

El exjefe de Gabinete de Ministros de Néstor Kirchner, Alberto Fernández, participó ayer, en calidad de invitado, del Encuentro Patagónico que se desarrolló en Comodoro Rivadavia y en el que se tomaron importantes decisiones en defensa de la región.

“Esta reunión es un logro de los patagónicos. Yo soy un invitado y hasta un infiltrado si se quiere, pero vengo gustoso para escuchar, ver cuáles son las necesidades y poder luego plantearlas fuera del límite de la Patagonia”, explicó Fernández, en diálogo con El Patagónico.

La situación de la economía en general y el dólar a casi 40 pesos fue uno de los puntos abordados con Fernández, en la entrevista en la que, pese al poco tiempo, el abogado se mostró siempre predispuesto y con una franca intención de expresar su punto de vista sobre cada uno de los temas, en los que fue crítico con el Gobierno nacional.

“Lo que hoy estamos viviendo es la lógica consecuencia de la decisión que Macri tomó hace dos años y medio, cuando pensó que los problemas de la Argentina se resolvían tomando créditos. El recibió el país con dos problemas: el déficit fiscal y la inflación. El tema es que no solo no pudo resolver ninguno, sino que agravó ambos”, señaló.

“SE OLVIDARON DE LA PRODUCCION”

Luego de recordar que fue crítico con los últimos años del manejo económico de Cristina Fernández de Kirchner, Fernández rememoró que cuando apenas asumió el gobierno de Cambiemos, “apostó a esta toma de crédito, y así se tomaron graciosa y peligrosamente 150.0000 millones de dólares. (Luis) Caputo (titular del Banco Central) nos decía que era conveniente porque la tasa era del 7% y la plaza estaba desbordada de dinero. El problema es que no se generaron los dólares para pagar los créditos, que vencen en el 2019 y 2020”, apuntó.

Valiéndose de estadística, el abogado señaló: “el país, con Macri, hoy exporta 28.000 millones menos que en 2015. Esto, que ya de por sí es un problema, se agrava porque encima hay que pagar los créditos tomados. Así estamos”, resumió.

Para Fernández, el problema central es que “se apostó a lo financiero en lugar de la producción. A esto hay que agregarle la ineptitud y la falta de ideas, algo que es realmente alarmante. Alcanza con solo recordar la aparición pública de Macri para calmar los mercados o todo lo que dijeron desde hace semanas cuando, en la práctica, reconocieron que el país podía entrar en default”.

SOBRE EL FLAN DE CASERO

Cuando se le recordó que desde el gobierno se sigue insistiendo que el problema es la famosa “herencia recibida”, Fernández esbozó una sonrisa y reiteró que, a su juicio, “Macri recibió el país con dos problemas: el déficit fiscal que estaba en 4 puntos del PBI y la inflación, que rondaba los 20. Dos años y medio después, tenemos 7 puntos de déficit y el doble de inflación. Lo del flan de (Alfredo) Casero es falso”, retrucó.

Buscando otro ejemplo que el utilizado por el cómico, que fue difundido hasta el hartazgo por los medios oficialistas como una genialidad y pieza académica, Fernández dijo al seguir con el incendio aludido por Casero, que “lo que pasó es que había un principio de incendio en la cocina, en eso podemos coincidir. El tema es que Macri quiso apagarlo con nafta. El resultado es que incendió toda la casa. Por eso, lo que estamos pidiendo es que, como primer punto, deje de tirar nafta. Este no es un problema de la herencia recibida, sino responsabilidad total del heredero”, insistió.

CAMBIO DE MINISTROS Y DE POLITICA

Además de dejar de tirar combustible, Fernández sugirió un urgente cambio de rumbo y de gabinete. “Tenemos un ministro de Economía, Nicolás Dujovne, que nos lo presentaron como un buen comunicador. Lo que está demostrando, en la práctica, es que es uno de los peores ministros de Economía que yo vi. Lo que hay que hacer es poner a alguien que realmente sepa del tema”.

El dirigente justicialista recordó que el problema no solo es Dujovne ya que “a él tenemos que sumarle un secretario de Finanzas que endeudó el país en 150.000 millones de dólares y un Banco Central de la República Argentina que actúa como una mesa de dinero, ya que en los últimos 50 días entregó más de 9.000 millones de dólares y sin embargo el dólar está a 40”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico