Andrés Herrera se fracturó por una dura entrada del paraguayo Angel Romero

El parte médico del club de Boedo informó que el futbolista correntino sufrió "una fractura infrasindesmal del peroné izquierdo" que le demandará una recuperación aproximada de tres meses.

San Lorenzo vivió una jornada de tensión en el seno de su plantel profesional por la fractura del defensor Andrés Herrera –foto- a causa de una dura entrada del delantero paraguayo Angel Romero durante una práctica realizada esta mañana en la Ciudad Deportiva.

El parte médico del club de Boedo informó que el futbolista correntino sufrió "una fractura infrasindesmal del peroné izquierdo" que le demandará una recuperación aproximada de tres meses.

De este modo, Herrera, lateral derecho titular antes que se suspendiera el fútbol en Argentina, se perderá lo que resta del año una vez que se decida el retorno de los torneos de AFA, presumiblemente a partir de mediados de octubre.

El informe entregado por San Lorenzo abunda que los médicos del plantel le colocaron al defensor una bota de yeso y controlarán su evolución para determinar si es necesaria una cirugía.

San Lorenzo no precisó la manera en que se produjo la fractura durante el entrenamiento a puertas cerradas, pero fuentes del club "azulgrana" indicaron que fue producto de una dura entrada de Angel Romero en un táctico reducido de mediana intensidad.

Por ello, la actitud del gemelo paraguayo, de cruzar a Herrera desde atrás y de forma imprudente, generó malestar tanto en el director técnico Mariano Soso como también en algunos de sus compañeros.

El episodio no pasó de las recriminaciones verbales y tampoco motivó la suspensión de la práctica, aclaró a Télam otra fuente sanlorencista.

El "Yacaré" Herrera, de 21 años, era buscado por el Palmeiras de Brasil, que mantenía negociaciones con el club de Boedo después de ofertar dos millones de dólares por el 60% de su pase.

La directiva "azulgrana" aguardaba un nuevo contacto con la entidad de San Pablo para concretar la operación en una cifra cercana a los cuatro millones por el 80 por ciento de la ficha.

Desde su debut en Primera, en septiembre de 2018, el lateral derecho disputó 32 partidos con San Lorenzo y marcó cuatro goles en el balance de todas las competencias nacionales e internacionales.

También fue integrante de los seleccionados argentinos juveniles: ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y el torneo Preolímpico 2020, clasificatorio para los Juegos de Tokio, del año próximo.

La ausencia de Herrera mientras dure su rehabilitación no supone una necesidad de contratación para el club ya que el puesto está cubierto por el tucumano Víctor Salazar, ya recuperado de una lesión de ligamentos en una de sus rodillas, y Gino Peruzzi.

Lo sucedido hoy reavivó la polémica en torno a los hermanos paraguayos, que desde que arribaron al club a mediados de 2019, estuvieron envueltos en distintas situaciones de indisciplina y privilegio.

En enero de este año, los Romero abandonaron una práctica enojados con el entonces director técnico, Diego Monarriz, por haber retirado a un familiar que se encontraba en un lugar indebido.

Al mes siguiente, en el entretiempo de la derrota con Talleres (0-1) en Córdoba, Angel Romero cuestionó a Monarriz por decidir la sustitución de su hermano y se negó a jugar el segundo período.

Ocurrido ese episodio, que la dirigencia de San Lorenzo decidió no sancionar, los referentes del plantel "azulgrana" tuvieron una charla con los hermanos para que cambiaran su comportamiento dentro del plantel.

Decretada la pandemia de coronavirus, los Romero viajaron a Paraguay a fines de mayo para continuar la cuarentena y allí permanecieron hasta el 27 de agosto mientras el resto del plantel trabajaba desde el lunes 10 en el predio de la AFA en Ezeiza.

Al regresar al país, los gemelos tuvieron que cumplir con el aislamiento obligatorio de 14 días y el club les alquiló una casa en Cañuelas con canchas de fútbol para que pudieran continuar con la preparación que ya habían iniciado en el predio del seleccionado paraguayo en Asunción.

Finalmente, Angel y Oscar se reencontraron con el grupo en la Ciudad Deportiva desde el pasado viernes y tan solo una semana después el primero de ellos quedó nuevamente apuntado por la lesión de Herrera.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico