Angel: "la indignación me dio coraje"

El trabajador que se trepó a una antena en el Hospital Regional se mostró satisfecho luego del diálogo mantenido con representantes del nosocomio. Habría una solución para quienes se quedaron sin empleo.

“Frío, sentí mucho frío”, expresó Angel, el trabajador de 57 años que esta mañana se subió a la antena ubicada en la terraza del piso 3 de la parte trasera del Hospital Regional. Amenazó con arrojarse al vacío si no se atendían sus demandas laborales. Había sido despedido el viernes de la Cooperativa Alvear, que presta servicios para el nosocomio público. Luego de largos minutos de negociación con personal policial, accedió a bajarse. Fueron más de dos horas de tener en vilo a sus compañeros de trabajo y a todo el Hospital Regional.

Tras reunirse con responsables del Hospital Regional, Angel mantuvo un breve diálogo con los periodistas que cubrieron el hecho en el lugar y contó que recibió “una promesa interesante” que antes de hacerla pública pensaba compartirla con sus compañeros. “Vamos a continuar trabajando; la idea es que tomen a todos mis compañeros”, acotó, aclarando que “yo no puedo pasar a planta porque estoy pasado de edad”.

Dijo además que “me sentí acompañado”, mientras estaba en lo alto de la torre y que ahora estaba acalambrado. “Sentí mucho frío”, señaló y cuando le preguntaron qué fue lo que lo llevó a realizar su acción extrema respondió simple: “La indignación me dio coraje; la indignación de lo que pasó”.

Además, dio a entender que si bajó fue por su propia voluntad, ya que “los negociadores tienen muchas cosas para aprender todavía”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico